Por única vez La Linterna Mágica rompe su regla de “solo para chamacos”

REDACCIÓN 

Solo por esta ocasión el Cineclub La Linterna Mágica permitió a padres de familia entrar con sus hijos a una de sus funciones, que tienen como finalidad mostrar a los pequeños de entre seis y 12 años la historia del cine desde una perspectiva emotiva.

La asociación civil Territorio Cultural, que organiza este cineclub, tiene el compromiso de formar públicos desde una edad temprana y que los infantes tengan la experiencia de estar solos ante la pantalla grande, como parte de su desarrollo, razón por la cual no dejan pasar a los adultos a esas presentaciones.

Pero este domingo el Cineclub La Linterna Mágica rompió la tradición y ofreció una función especial en el Centro Cultural España en México, durante la cual los asistentes disfrutaron de breves explicaciones lúdicas sobre asuntos técnicos de los cortometrajes que proyectaría con apoyo del Instituto Mexicano de Cinematografi?a (Imcine).

Francisco Reyes, integrante de Territorio Cultural, enfatizó que cada ciclo que ofrecerá mensualmente estará dividido en cuatro subgéneros, con los cuales los chicos descubrirán las emociones que genera el cine: reír, llorar, estar triste o miedo.

Los jóvenes espectadores recibirán también información y datos curiosos sobre las películas que verán y se introducirán en la temática correspondiente a cada sesión.

La Linterna Mágica surgió en 1992 en Suiza y actualmente tiene presencia en más de una decena en países europeos; a México llegó en 2011, como plataforma para el aprendizaje de los futuros espectadores de la cinematografía mexicana y mundial, explicó en un comunicado.

Desde hace dos años La linterna mágica cuenta con una sede en Monterrey, específicamente en el Colegio Civil Centro Cultural Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).

Este proyecto considera que el trabajo de formación cultural en niñas y niños es un campo con muchas áreas de oportunidad, que genera frutos muy claros y a corto plazo.

Quienes deseen acudir a las próximos eventos tendrán que registrarse en línea a partir de mañana en www.territoriocultural.com.mx; el costo de inscripción es de 130 pesos y una vez realizado el pago, cada menor de edad tendrá derecho a las nueve funciones próximas, una por mes.

Los cinéfilos inscritos recibirán un gafete que los acreditará como miembros del club, cuyo programa incluye 54 títulos, desde cintas silentes (mudas), hasta obras contemporáneas. Y los podrán ver sin la compañía de sus papás o tutores.