Potros da campanada

1

* Venció 24-13 de visita a Broncos en ronda divisional.

Denver, Co.- Potros de Indianápolis hizo la hombrada y se fue a meter al Authority Sports Field para imponerse por 24-13 a Broncos de Denver, en la ronda divisional de la postemporada 2014 de la NFL, con lo cual avanzó al juego por el campeonato de la AFC ante Patriotas de Nueva Inglaterra.
El mariscal de campo Andrew Luck supo sobreponerse a la agresividad de la defensiva contra el pase de Broncos, y a pesar de que fue interceptado dos veces, también completó dos en las diagonales, de tres yardas con Dwight Allen en el segundo cuarto y de 15 con Hakeem Nicks en el tercero.
Denver comenzó encendido el encuentro y luego que su defensiva frenó en tres jugadas a Andrew Luck, la ofensiva a cargo de Peyton Manning saltó al campo para abrirse camino a las diagonales.
La clave de esta serie fue un pase de 32 yardas de Manning para su receptor estrella Julius Thomas, que los dejó en la dos de Potros y, dos jugadas más tarde, el pasador local lanzó un pase bombeadito a la esquina de la zona, donde encontró a Demaryius Thomas para anotación de una yarda que los puso adelante 7-0.
A partir de ese momento, la ofensiva visitante comenzó a ejercer un incipiente dominio sobre el reloj y poco a poco fue consiguiendo una mejor posición en el emparrillado, lo cual, a la postre, los llevó a la “zona prometida”.
Luck y compañía se abrieron paso hasta la zona prometida a base de una buena combinación de ataque terrestre y aéreo, y la serie que habían iniciado en el primer episodio la concluyeron en el inicio del segundo con un acarreo anotador de Dan “Boom” Herron, de seis yardas para igualar los cartones.
Denver no se quiso quedar atrás y comenzó a hilvanar una buena serie ofensiva la cual, no obstante, fue bruscamente interrumpida cuando el apoyador Jonathan Newsome le llegó a Manning por su lado ciego y le arrebató el balón, provocando un fumble recuperado por Jerrell Freeman.
Con el ovoide de vuelta en su poder y en la yarda 41 del rival, Luck se dio vuelo con una ofensiva básicamente aérea, con la cual terminaron por llegar a las diagonales, en combinación de tres yardas entre el egresado de la Universidad de Stanford y el ala cerrada Dwight Allen, que duplicó la cuenta para la visita.
Los de casa no estaban dispuestos a bajar los brazos, pero el hombro derecho de Manning comenzó a dar problemas, al restarle precisión a sus envíos, al grado que hacia el final de la primera mitad, en tres consecutivos “voló” a su receptores en intentos de largo yardaje.
Para su fortuna, su defensiva dio dos golpes de autoridad, primero, al detener el ataque visitante y forzar un gol de campo de 44 yd, fallado por el confiable veterano Adam Vinatieri, y luego al interceptar a Luck.
La defensa contra el pase de Denver hizo honor a su reputación como la cuarta mejor de la temporada regular y cuando Potros se encontraba en busca de su tercer touchdown, el esquinero Bradley Roby se quedó con un pésimo pase de Luck, presionado por los frontales de Denver, en la 49 de territorio local.
La gran jugada de Roby, con 1:28 minutos antes del medio tiempo, se convirtió en tres puntos para Denver, gracias a un gol de campo de 45 yardas de Connor Barth, que dejó los cartones 10-14 contra los locales al finalizar la primera mitad.
El tercer cuarto fue un auténtico agarrón entre Luck y la secundaria de Denver, del cual el pasador blanquiazul salió ligeramente mejor parado, al llegar a la zona de anotación con envío de 15 yardas para Hakeem Nicks, en una serie accidentada en la que Potros sufrió dos castigos que le costaron 20 yardas y un touchdown anulado.
Por el contrario, el ataque local lucía completamente inoperante, con lo que fueron los equipos especiales y la defensiva los que tuvieron que dar la cara, los primeros al provocar un balón suelto que fue anulado, y la defensa con una intercepción contra Luck.Rahim Moore fue el encargado de interceptar por segunda vez al quarterback visitante, en la 24 de territorio naranja, para que su ataque volviera al terreno de juego, con una ofensiva que en principio marchó bien, pero que, con un Peyton Manning limitado, se volvió predecible.
Un extraordinario esfuerzo del corredor C.J. Anderson, quien en cuarta y una se negó a dejar de mover los pies y tras ser rebotado un par de veces consiguió el primero y 10, de donde se derivó el gol de campo que puso el 13-21 en los cartones, de 41 yd de Barth.
No obstante, Indianápolis no tardó en responder, con un gol de campo de 30 yardas de Adam Vinatieri, que alejó a su equipo a un 24-13 que a la postre sería definitivo para unos Broncos incapaces de mover la bola de manera consistente.
Todavía, el ataque de casa hizo un último intento, sin dejar de luchar, se la jugaron en cuarta y ocho y aunque en un primero momento parecía que Anderson lo había conseguido, los oficiales decretaron que el balón se había quedado a centímetros del primero y 10, y ni siquiera el desafío del head coach John Fox cambió la decisión.
Así, Indianápolis fijó cita para el próximo domingo en el Gillette Stadium, para enfrentar a Patriotas de Nueva Inglaterra por el boleto al Súper Tazón XLIX.
Al final, Andrew Luck terminó con 27 pases completos en 23 intentos, con 265 yardas de ganancia, dos de anotación y dos interceptados.