PRI cerró las puertas a militancia: Rodríguez Lugo

No es necesario buscar culpables, hay que trabajar en la medida de la derrota sufrida por el PRI en el pasado proceso electoral, y debe ser en serio y unidos; pero sobre todo hacerle caso a la militancia, escucharla, afirmó el Lic. Joaquín Rodríguez Lugo.

* No hay que buscar culpables, sino trabajar en la medida de la derrota.

Tlalnepantla, Méx.- La gran derrota que sufrió el PRI en el pasado proceso electoral, fue el resultado de no haber escuchado a su militancia que desde siempre ha sido más grande que la dirigencia; al igual que sus reclamos. A 72 años de haberse creado el Revolucionario Institucional todo indica que es un partido, no de todos, sino de unos cuantos y que solamente sirve a intereses de grupos que quieren el poder.
Aseveraciones hechas por el Lic. Joaquín Rodríguez Lugo, en el acto luctuoso a Saulo Jiménez, en el que reunió a dirigentes del tricolor del Estado de México, así como del Valle de México y principalmente de Tlalnepantla, en el auditorio del Comité municipal del partido (con un lleno total), el presidente del Colegio de Abogados del Valle de México, puntualizó.
Los ideales de Saulo siguen vivos y en estos momentos nos preguntaría ¿qué pasó?, no ahora, sino desde 1997, cuando se perdió Tlalnepantla y a manos de los panistas sufrió una destrucción total y a nivel nacional desde el 2000 y este 1 de julio del 2018, la sociedad nos dio la vuelta, nos cerro las puertas y cuando el PRI quiso abrirlas, fue demasiado tarde.
Rodríguez Lugo, recordó una anécdota que vivió con Saulo (siendo diputados federales), con Joaquín Cisneros a quien le preguntaron que qué pasaba con los políticos que estando en el poder se les pasaban las cucharadas, o se mareaban sobre un ladrillo, a lo que contestó: “no fue el dinero, ni el poder, lo que se le subió es lo pendejo”, lo que arrancó no solo el aplauso sino la risa de los asistentes.
Finalmente, afirmó que no es necesario buscar culpables, hay que trabajar en la medida de la derrota, en serio y unidos; hacerle caso a la militancia, estamos ciertos que los priístas del Estado valoran los orígenes del tricolor, pero al igual que todos los partidos, no hay uno que no le haya dado la espalda a la sociedad y hoy estamos viviendo los resultados, acotó.
Al acto asistió su esposa Raquel, sus hijos Leonel, Saulo, Perla, Amo, Cielo, Cariño Jiménez Zariñán, por parte de la dirigente estatal del partido, Martha Elena Sánchez Millán; la presidente del PRI Tlalnepantla, Maestra Verónica Rocha Vélez y los ex alcaldes Alfonso Olvera Reyes y Leodegario López Ramírez, Pablo Basáñez, entre otros invitados.