Primera boda de hombres

Triunfa comunidad gay… Víctor y Raymundo, dos jóvenes del Valle de Toluca, pasaron a la historia del Registro Civil del Estado de México al ser reconocidos como el primer matrimonio entre una pareja de hombres reconocido por la autoridad mexiquense. El sábado, en medio de una fiesta organizada por la comunidad homosexual LGBTTTI, se desarrolló la ceremonia legal que los constituyó el legítimo matrimonio. (Foto: Juan Hernández)

* Registro Civil admite matrimonio entre masculinos; es un triunfo, asegura LBGTTTI.

Guadalupe de la Cruz

Luego de nueve meses de luchar para que se reconocieran sus derechos de formar una familia, la primera pareja gay (conformada por varones) por fin unió su vida en matrimonio, luego de obtener un amparo.
Este sábado 16 de diciembre, Raymundo y Manuel unieron sus vidas a través del matrimonio por el civil, donde estuvieron acompañados por familiares y amigos que celebraron con ellos su felicidad.
En entrevista, Raymundo SantaAna Cabrera, de 34 años de edad, y estilista de profesión, originario de la Ciudad de México, dijo que después de haber derribado varios obstáculos decidieron unir sus vidas.
“La verdad ha sido un camino muy pesado para llegar a este momento, este proceso de llegar a realizar el sueño de todo ser humano por formar una familia, para nosotros ha sido el doble de complicado porque se topa uno con tabúes, críticas, bullying”.
Raymundo señaló que fueron nueve meses los que se tardaron para que un juez les otorgue un amparo y poderse casar en el Estado de México, “es la primer boda gay de varones en el Estado de México y la segunda en la entidad, porque anteriormente dos chicas unieron sus vidas de la misma forma que nosotros”.
Después de que el novio llegó a la boda, Raymundo con una sonrisa en los labios dijo sentirse agradecido con Dios, “amo a mi pareja, ambos hemos luchado por la igualdad y el respeto, es una lucha diaria pero ojalá que con esto la gente se quite eso tabúes y haya apertura, tenemos derechos y obligaciones como todos los seres humanos y lo único que pedimos es que respeten nuestra forma de vivir”.
Por otra parte, precisó que han platicado como pareja el tema de la adopción, sin embargo, saben que aún existe mucha cerrazón por parte de la gente y no desean exponer a un niño a las críticas de la sociedad.
“En algún momento lo platicamos y nos dimos cuenta que por el momento no estamos preparados para la adopción, además también de que la gente no lo ve con buenos ojos y pueden dañar al niño, por eso y por lo pronto lo que queremos es disfrutar de la vida en pareja y en un futuro si Dios quiere y si la gente nos permite, nos gustaría adoptar una niña”.
Finalmente, Raymundo comentó que este paso lo dieron porque después de luchar para que se respeten sus derechos, querían vivir juntos, luego de haber derribado muchas barreras.