Primeras Escuelas Captadoras de Vida

Huixquilucan es el primer municipio de la entidad en implementar la captación de agua pluvial en instituciones educativas, en la comunidad de El Hielo se dio el arranque del programa Escuelas Captadoras de Vida.

Con la puesta en marcha del programa Escuelas Captadoras de Vida, Huixquilucan se convierte en el primer municipio del Estado de México, en implementar una estrategia de captación de agua pluvial en escuelas, sostuvo Víctor Manuel Báez Melo, director del Organismo Público Descentralizado Sistema Aguas de Huixquilucan.
Al tomarle protesta al Comité Tláloc de la escuela primaria Fray Servando Teresa de Mier, Báez Melo, dio a conocer que en una primera etapa, se iniciará en primarias y jardines de niños de las comunidades de El Guarda, La Glorieta y El Hielo que van a tener un sistema de captación de agua pluvial en las azoteas de las escuelas y por medio de canaletas conducirán el líquido a un filtro donde se sedimentará y se separará para de ahí pasar a un filtro UV y de carbón activado y finalmente a los tinacos.
Durante el arranque del programa en la comunidad de El Hielo, el director del Organismo Público Descentralizado Sistema Aguas de Huixquilucan, comentó que este programa surge de la necesidad de dotar de agua a los habitantes, principalmente de la zona, que por años han sufrido la escasez, a pesar de ser una región donde más agua de lluvia se acumula y no se recupera. Aseguró que Huixquilucan tiene compromiso con el medio ambiente y debe ser un municipio sustentable, por ello la instrucción del presidente municipal, Enrique Vargas del Villar, era instrumentar un programa y así se logró: Escuelas Captadoras de Vida. “Si logramos captar el 60 por ciento del agua pluvial en esta región se podrá cubrir las necesidades de la comunidad de El Hielo en un 80 por ciento de auto abasto”, estimó.
El objetivo de este programa sustentable, es que las escuelas tengan agua para el aseo general y dejen de depender en gran medida de las pipas, que por la situación geográfica de la zona se carece de red hidráulica. “Vivimos en un municipio que nos permite contar con un clima que entre 6 y 8 meses llueve, lo que nos permite garantizar el abastecimiento”, puntualizó Báez Melo.
Por su parte la presidenta de sistema municipal DIF, Romina Contreras Carrasco, reiteró que esta iniciativa permitirá que las instalaciones educativas tengan agua de lluvia para ser utilizada para su limpieza. Cada una de las escuelas tendrá un Comité integrado por 9 personas que se encargarán de dar seguimiento al programa.