Punto de encuentro

Mtro. Arturo Bolio Cerdán.

El pasado martes 7 de octubre, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) celebró la sesión solemne de inicio del proceso electoral, con lo que finalmente pasaremos de la teoría a los hechos, de la idea a la acción, para vivir a partir de este momento y hasta el primer domingo de junio del próximo 2015, la jornada comicial en que los mexiquenses habremos de elegir 125 ayuntamientos y 75 diputados en una elección concurrente con la federal, organizada en coordinación con el Instituto Nacional Electoral (INE) bajo las nuevas reglas que rigen en nuestro renovado sistema electoral mexiquense y nacional, y con el ingrediente adicional de ser la elección intermedia del sexenio del gobernador Eruviel Ávila, en la tierra del presidente de todos los mexicanos, Enrique Peña Nieto.
Con todo y sesión solemne, aún parece lejano el inicio de la contienda por cuanto hace a lo que la ciudadanía puede palpar, que sucederá hasta el próximo año con el inicio de las precampañas primero y las campañas electorales después, dado que ello significa el contacto de los partidos políticos y coaliciones, sus candidatos y proyectos de gobierno (promesas de campaña), con los electores que decidirán, mediante el sufragio libre y secreto, a quién sí y a quién no, le dan la confianza de representarlos en la legislatura y gobernarlos en su municipio.
Del 7 de octubre de 2014 al 7 de junio de 2015 transcurrirán nada menos que 34 semanas, durante las cuales el IEEM en coordinación con el INE, el Tribunal Electoral del Estado de México y el del Poder Judicial de la Federación, los partidos políticos y sus estructuras, las coaliciones que se formen, las y los candidatos y muchos otros actores, construirán de manera constante y gradual el proceso comicial; sin embargo, la mayor parte de ese trabajo no será visible para la ciudadanía, que es para quien desde ahora se trabaja en preparación de la gran fiesta cívica que significa el ejercicio democrático que está en desarrollo, pero que en su mayoría desconoce lo que hay detrás de la organización de una elección.
Durante los siguientes ocho meses sucederán infinidad de cosas que darán mucho de qué hablar y de las que estaremos comentando en este espacio con usted, amable lector, como lo serán el establecimiento de topes de gastos y la entrega de financiamientos, los registros de coaliciones, de plataformas electorales y de candidaturas, las precampañas y campañas electorales con sus debates, propuestas, descalificaciones e impugnaciones, el diseño e impresión de documentos y materiales electorales, los procedimientos de insaculación, capacitación y designación de funcionarios de casilla y de ubicación de las mismas, los registros de observadores electorales y de encuestadoras, la preparación del programas como el de resultados electorales preliminares y el de información y comunicación de la jornada electoral, el monitoreo de medios, la fiscalización de recursos, la promoción y difusión de la cultura política y de promoción del voto y múltiples acciones más que día con día serán desarrolladas para que el 7 de junio la mesa esté puesta en cada rincón de nuestro Estado y podamos elegir, en clima de paz y civilidad, a nuestros nuevos gobernantes y legisladores.

Artículos similares