Puro Show!

Foto Especial

Por Monick Huitrón

Mis queridos lectores, deseo que tengan un gran martes y que este día, la vida les de todo lo que se merecen a manos llenas; empiezo platicándoles que el caso de Rafael Amaya por acoso sexual, no está cerrado y por ello, es que no está a cuadro en este momento ya que la producción de la serie en la que ha trabajado durante los últimos años, no quiere que esto afecte el éxito de la reciente temporada. Y, bueno, ya salieron más detalles de lo que realmente pasó con Isabella Castillo, la actriz que lo denunció. Resulta que se encontraban en un día normal de grabación y durante el receso para almorzar, unas personas de la producción escucharon gritos y una fuerte discusión, percatándose de una cachetada que ella le propinó a Rafael por, supuestamente, haberla besado en la boca sin su consentimiento. Pero esta no es la única chica que se ha quejado de las manos largas del actor, que quién sabe quién le contó que podía ir por la vida pasándose de vivo con las mujeres que le gustan, nada más por ser famoso y tener “poder”. Ya veremos en que termina este caso, porque las leyes en Estados Unidos no consienten este tipo de abusos; ¿pues qué no vio lo que le ha pasado a verdaderas estrellas de Hollywood por acosar y violar a mujeres? ¿Qué le hace pensar que él es intocable? Por favor, chicas, si ustedes se ven en este tipo de situaciones, ¡denuncien a su agresor! Porque es la única manera en la que los hombres con esas mañas, se irán educando, y por más “poderosos” que parezcan, nadie debe estar por encima de los derechos de las mujeres. Yo no entiendo a la gente que llega a México buscando una oportunidad en la televisión, y cuando les dan trabajo, ¡se cansan! Y se quejan por todo. Sí, este parece ser el caso de la guapa Irina Baeva que ya no quiere saber nada de ¡Mira Quién Baila!, que porque son muchas horas de ensayo, y muchas más para grabar los programas. ¡Que alguien me explique por favor! Mientras hay mucho talento  mexicano que ya quisiera esa oportunidad, ella se da el gusto de pedir que, por favor, ya la eliminen. Pero, con la pena, tendrá que aguantarse porque tiene contrato con Televisa y como no está en otro proyecto, además de la mínima participación que tenía en el Programa Hoy, pues tiene que permanecer  porque es un atractivo visual. Así que para la otra, mejor que no se alquile. La semana pasada les comenté que Coque Muñiz estaba triste por los malos resultados de su programa Pásele yo invito, y ahora resulta que sale del aire. Al parecer, esta semana ya no lo veremos a aire. Ojalá que Azteca le dé un buen proyecto porque en Televisa mantenía buenos niveles de audiencia, por ello lo mantuvieron por tantos años como titular de los programas, Nuestra Casa y TV de Noche.

   

Artículos similares