Refuerzan seguridad en el transporte público de la CDMX

FOTO NTX

REDACCIÒN

La titular del gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que para reforzar la seguridad en el transporte público de la Ciudad de México se asignarán al Metro por lo menos cinco mil policías bancarios, industriales y auxiliares, 750 al Metrobús y 150 al tren ligero.

Como parte de esa estrategia también se redoblará la seguridad en las unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) y los trolebuses, adelantó al presentar la nueva imagen de la Policía del Transporte de la Ciudad de México.

En la estación Hidalgo del Metro, una de las de más afluencia y transferencia con otros medios de transporte, Sheinbaum indicó que, de manera adicional, con el uniforme presentado este martes que cuenta con protección antibalística, operarán al menos 700 policías que se incorporan a la vigilancia del transporte concesionado, es decir microbuses y autobuses, en la capitalina mexicana.

“Es una fuerza muy significativa, están siendo capacitados y formados especialmente para la seguridad en el transporte”, explicó, tras precisar que “cada uno de los elementos tiene especialidad, por lo que unos vendrán armados y otros no, ya que tendrán diferentes tareas de auxilio a la población”.

En su oportunidad el secretario de Seguridad Ciudadana local, Jesús Orta Martínez, externó que más allá de las distintas estrategias de seguridad en el transporte también se capacita a los elementos en técnicas de detención y se impulsa la coordinación entre las autoridades para abatir los actos delictivos.

“Estamos decididos a disminuir de manera dramática y sistemática la incidencia delictiva en el transporte, es prioridad, le vamos a meter más recursos humanos de los que tenemos y lo estamos haciendo con estrategias y con información, de manera que vamos a dar resultados”.

Luego de la presentación, mencionó que se asignarán unos seis mil elementos en los diferentes sistemas de transporte de la capital mexicana.

Además, la dependencia a su cargo asignó como servicio permanente especializado a 700 elementos de policía de transporte que trabajarán en el transporte público concesionado. “Tenemos la consigna de bajar (el delito) en el corto plazo, tenemos estrategia e información de dónde ocurre”.

Puntualizó que en el Metro y el Metrobús, donde los más recurrentes son robo a celular, a cartera y acoso, esos elementos no irán armados, y que quienes se desempeñen en los autobuses irán con arma corta y chaleco antibalas.

Orta Martínez indicó que hay por lo menos ocho corredores inseguros en la capital mexicana, aunque se abstuvo de mencionar cuáles, para no alertar a la delincuencia.

También sostuvo que los actos ilícitos en el transporte público no se dan de manera aislada, pues en ellos participan grupos de delincuentes que aunque son pocos, están organizados. Ellos, dijo, son lo que generan más volumen de robos.