Rentas congeladas, presenta el México social y político de los sesenta

REDACCIÓN

Rentas congeladas, es una obra de teatro que muestra las diferencias sociales y políticas que había en la década de los sesenta y trata el problema que representó el decreto presidencial que se emitió para no subir las rentas de las viviendas.

La obra, dirigida por Mario Espinosa, recupera partituras musicales perdidas de Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como “Cri Cri”, y será puesta en escena del 11 de mayo al 9 de junio en el Teatro del Bosque Julio Castillo.

En rueda de prensa, el director de la obra, Mario Espinosa, informó que Rentas congeladas fue estrenada en 1960 en el Teatro Esperanza Iris con libreto y música de Sergio Magaña, aunque originalmente se planteaba que la partitura fuera de la autoría de Francisco Gabilondo Soler.

En principio así se planeó, pero debido a diferendos que tuvieron Sergio Magaña y Francisco Gabilondo Soler, la música que este último había compuesto para la obra no se utilizó.

Luego de que tuvo una breve temporada en 1960, la obra se olvidó y nadie sabía dónde quedó el libreto de Magaña, pero casi seis décadas después se recuperó junto con la música original de Gabilondo Soler, por lo que ahora será estrenada el próximo sábado, con algunas adaptaciones.

“Rentas congeladas adquiere vigencia, toda vez que cuenta, con un gran sentido del humor y una estupenda música, una historia muy actual en la que prevalecen las mismas injusticias y la división de clases sociales que había en los sesenta”.

Recordó que en 1960 cuando salió por primera vez la obra “había un gran clamor por parte de un sector económico, sobre todo gente que ostentaba la propiedad de los inmuebles, de que se elevarán las rentas, y un sector popular que se mantuvieran las mismas”.

Por su parte, el dramaturgo de la obra, Luis Mario Moncada comentó que entre canciones, manifestaciones de protesta y hasta un inusitado secuestro político, el gobernante en turno instrumentará un singular plan.

Ello, de manera de ir cediendo a la exigencia de los empresarios inmobiliarios, por lo que decide aplicar un efecto “bumerang” para darles una lección.

Subrayó que al igual que la dramaturgia, la música es muy importante para el montaje, porque contiene cinco partituras de Gabilondo Soler en las que se encuentran ritmos de bolero, bolero ranchero y otros más, siempre con la idea de ambientar aquellos años.

“Me sorprende que en el último compás de cada una de estas partituras se pueda leer claramente la curiosa indicación etc. poniendo tal vez un seguimiento espontáneo de lo hasta allí escrito”, apuntó.

Rentas congeladas es una coproducción de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), Chibal Entertainment y Cornamusa.

El elenco está conformado por David Hevia, Rodrigo Carillo, César Enríquez, Javier Rojas, Elsy Jiménez, José Juan Sánchez, Alejandro Toledo, Karen Daneida, Sabia de los Cobos, Luis Javier Morales, José Covián, Berenice Mastretta, María José Guerrero y Ana Corti, entre otros.