“Reyes” llegan limitados a comunidades indígenas

Los Reyes Magos llegaron cargados de juguetes, pero el contraste de este día radica en que mientras algunos niños recibieron tabletas, juegos de video, bicicletas y demás artículos de última generación, para los infantes de las zonas indígenas sólo hubo pelotas, trompos, baleros y una que otra muñeca.
Los Reyes Magos llegaron cargados de juguetes, pero el contraste de este día radica en que mientras algunos niños recibieron tabletas, juegos de video, bicicletas y demás artículos de última generación, para los infantes de las zonas indígenas sólo hubo pelotas, trompos, baleros y una que otra muñeca.

* Mientras en ciudades dan tabletas y videojuegos, en zonas rurales sólo llevan pelotas.

El regalo más barato que pueden encontrar los padres de familia para este día de Reyes oscila entre 50 y 100 pesos, y eso para comprar un regalo pequeño en una tienda comercial o en la calle, donde la garantía de este último no existe.
La ilusión de un niño es recibir un regalo, por lo que la mayoría de los padres de familia hacen un verdadero esfuerzo por cumplir con el deseo de sus hijos ahorrando desde el mes pasado un poco de su aguinaldo y así poder comprarlo.
Los pequeños toluqueños, ya no solo piden un juguete sino que hacen su lista de regalos, que resulta a un más difícil para los padres poder cumplir con todos ellos.
Sin embargo y en contraste, los niños de las zonas rurales se conforman con los juguetes de plástico que las autoridades les hacen llegar, arrancándoles de igual forma una sonrisa como a aquellos que les dieron juguetes de control remoto.
Pero el verdadero significado de lo que significa «Día de Reyes» a pasado desapercibido, ya que los pequeños desean que llegue pero para encontrar de bajo del árbol de navidad o a un lado del nacimiento sus regalos que todo el año anhelaron.