Se oponen al tren

No quieren el tren… Decenas de ejidatarios del municipio de Ocoyoacac, pertenecientes a la comunidad de Acazulco, marcharon este lunes de La Marquesa a la Residencia Oficial de Los Pinos, en la Ciudad de México, para exigir al gobierno federal suspender la construcción del tren interurbano. Los inconformes caminaron por toda la carretera libre México-Toluca y causaron algunos contratiempos en la circulación vehicular. (Foto: Juan Hernández)

Guillermo GUADARRAMA

*Ejidatarios de Ocoyoacac marcharon de

La Marquesa a Los Pinos; exigen suspender obra.

Derivado de presuntas afectaciones al medio ambiente y a la supuesta violacion de los derechos humanos, causados por la construcción del Tren Interurbano Toluca-México, cientos de comuneros de San Jerónimo Acazulco se manifestaron este lunes, avanzando desde la Marquesa hasta llegar a la Residencia Oficial de Los Pinos en la Ciudad de México. Al marchar por la carrera libre México-Toluca, arededor de dos mil comuneros, según dato de la policía federal, argumentaban que dicha construcción afecta el paraje denominado Río Hondito, en donde -aseguran- pretenden entubarlo, con el objetivo de ejecutar un proyecto que daña la flora y fauna. Explicaron durante su camino que estas afectaciones los puede dejar sin agua y que al momento ya carecen de este producto, que es tan vital para todos los habitantes y que sirve también para cubrir sus necesidades cotidianas.
De igual forma, el paraje El Portezuelo ha comenzado a hundirse al ser construido sobre una zona de pantano, los comuneros adelantaron que los trabajadores de la construcción del tren pretenden perforar frente a las instalaciones del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares (ININ) hasta 20 metros de profundidad, dividiendo el territorio, y como consecuencia dañando mantos acuíferos, actividades agrícolas y de turismo.
Finalmente, refirieron que en el paraje El Portezuelo también han desviado tres manantiales que abastecen la comunidad de San Jerónimo Acazulco.