Seguridad vial con el Alcoholímetro

* Concientiza curso a la población sobre responsabilidad para con la sociedad.

El Ayuntamiento de Toluca capacita a su personal para impulsar la seguridad vial de la población con el operativo Alcoholímetro, instrumento que además de evitar el consumo irracional de bebidas alcohólicas por parte de los conductores, disminuye el número de accidentes viales ocasionados por esa causa y concientiza a la población acerca de su responsabilidad para con la sociedad.
El titular de la Consejería Jurídica municipal, Alejandro Valencia Martínez, precisó que el curso se aplica en esta época de término e inicio de año, por parte del personal de las Oficialías Calificadoras que, hasta el momento, han sancionado a 68 personas por incurrir en ese tipo de hechos, de esa cifra, más del 90 por ciento corresponden a personas con edades que fluctúan entre los 19 y los 50 años, dentro del programa temporal Conduce Libre de Alcohol, el cual inició el pasado 12 de diciembre y concluirá el 9 de enero.
Las personas sancionadas son derivadas al denominado Diablito, donde reciben alimentos –fruta, agua y otras bebidas energizantes-; se trata de un inmueble seguro y limpio acorde a los derechos humanos de las personas, que cuenta con la presencia de médicos, la libertad del infractor de hacer una llamada, garantía de audiencia, apoyo psicológico. En dicha área el infractor será objeto de un arresto inconmutable de 12 a 36 horas, con base en el nivel toxicológico detectado.
Por ello, explicó Valencia Martínez, la administración municipal encabezada por la alcaldesa Martha Hilda González Calderón, estableció cuatro puntos de revisión permanentes con personal capacitado para detectar a conductores que manejan en estado inconveniente, lo que ha permitido la disminución de un 28 por ciento de percances viales en el municipio, en este año 2014, con respecto al 2013.
Valencia Martínez afirmó que el derecho humano fundamental es la vida, el cual está tutelado con este tipo de acciones. El procedimiento inicia cuando personal de la comisaria vial, remite a la oficialía calificadora a un conductor, donde es sujeto a una revisión médica, posterior a ello es trasladado al Diablito, mientras que su automóvil puede ser entregado a un acompañante o en caso contrario es enviado al corralón en caso de que el conductor venga solo, situación que involucra el pago del arrastre y el depósito, entre otros cargos adicionales.
Asimismo, comentó  que se ofrecen pláticas de concientización y presentación de videos para evitar la reincidencia, ya que el ser objeto de una infracción administrativa impulsa su responsabilidad para con los demás, en caso contrario, deberán acudir a pláticas adicionales a cargo de una psicóloga, ampliar el número de horas detenido, entre otras acciones, situación en la cual se encuentran actualmente 18 personas.
Cabe referir que este proyecto institucional inició en el año 2013, cuando el gobernador Eruviel Ávila Villegas impulsó varias reformas conforme las propuestas emitidas por la Comisión Nacional para la Prevención de Accidentes -CONAPRA-, encaminadas a disminuir el número de personas fallecidas involucradas en percances viales, de ellas un alto porcentaje originados por conductores en estado de ebriedad.