Será un año de grandes retos: Alfredo Talavera

1

El año que terminó sin duda lo recordaré de una manera muy especial, ya que logré cumplir algunas metas importantes, sueños desde la infancia y momentos que siempre quedarán guardados en un especial lugar de mi corazón.
En lo profesional tuve buenos resultados, gracias a la entrega, dedicación, esfuerzo y compromiso en cada entrenamiento, factores que se vieron reflejados durante los partidos donde participé.
Sin duda, haber asistido al Mundial de Brasil 2014 con la Selección Mexicana fue una experiencia extraordinaria, con ello cumplí uno de mis sueños de la infancia, fueron momentos únicos que siempre tendré presentes, por lo tanto estoy muy agradecido con aquellas personas que confiaron en mi talento y trabajo.
En el 2014 también logré hacer realidad un proyecto personal, al crear la Fundación Alfredo Talavera, una institución sin fines de lucro y apartidista, cuya misión es impulsar el desarrollo integral de niños y jóvenes a través de la educación, la salud y nutrición, así como de diferentes actividades de labor social.
La Fundación AT ha sido inspirada en los valores que anteceden mi trayectoria como persona y jugador profesional, los cuales fueron inspirados en mi familia y amigos, consciente de la necesidad de ser actores de cambio a favor de un ambiente sano que nos permita fortalecer a los sectores con mayor marginación.
De tal manera, el 2015 es un año de grandes retos en lo personal, el objetivo es seguir trabajando al máximo para aportar mi granito de arena con mi club, en espera de alcanzar el onceavo campeonato.
Al hacer un buen papel con mi equipo, seguramente vendrán más llamados a la Selección Nacional, el reto es pelear la titularidad y tener participación en cualquiera de los torneos internacionales que están en puerta.
También les quiero compartir que en este 2015 nace “Ala”, una empresa cien por ciento familiar con muchas ilusiones de crecer y posicionarse en el mercado deportivo, ya que Ala es mi línea oficial de guantes para portero.
Asimismo, seguiré aportando todo lo que se encuentre en mis manos para que la Fundación Alfredo Talavera continúe haciendo realidad los sueños de la niñez mexicana, quienes al ser el futuro inmediato de nuestra nación, necesitan el total apoyo de la sociedad y organizaciones que trabajamos en beneficio de todos aquellos que más lo necesitan.
Que este 2015 sea un año de éxitos, buenos momentos y mucha paz, les deseo salud y felicidad.