Tatuajes aún son motivo de discriminación

* Asociación Civil protege los derechos de personas tatuadas; su objetivo principal es eliminar

la discriminación en la sociedad, exhortando el respeto y la tolerancia.

México.- La asociación “Mi capacidad no es tatuada, sino demostrada”, busca el cambio social por el respeto hacia lo distinto, aseguró su director Roberto Castillo en entrevista con Notimex.
“Somos la primera asociación civil en México, Latinoamérica y el mundo cubriendo los derechos de las personas con modificaciones corporales, de manera moral en todo el mundo”, declaró.
Explicó que mediante sus redes sociales, tanto en la Ciudad de México, como en el interior del país se manda el mensaje de respeto y canalización de personas que han sido discriminadas, mediante la Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación).
La organización sin fines de lucro lleva dos años de existencia, con acta consecutiva, pero el movimiento ha sido de seis años, cuyo objetivo principal es eliminar la discriminación en la sociedad, exhortando el respeto y la tolerancia.
Comentó que el problema de discriminación es grandísimo en toda la población mundial y las razones de ello son distintas.
“Estamos en el ámbito de modificación corporal, como lo es el tatuaje o una perforación, pero lo que se busca es el respeto por todos, no sólo por esto”, agregó.
Puntualizó que el cambio debe de ser de conciencia, porque el problema de discriminación, considera es de una mala educación, mala información; lo que se trata de hacer es mandar mensajes a través de publicaciones en Facebook, Instagram y Twitter.
Asimismo, comentó que la discriminación laboral es una de las razones por las que hay problemas en la gente, ya que, indicó que los números son alarmantes, por esto mismo está la creación de consejos como Copred (Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México), y la Conapred.
“Violentar para que no te den un trabajo es una forma de discriminarte, hay otras formas como por ejemplo padres que tienen tatuajes, e hijos, a quienes no se les permite inscribir en las escuelas, por su mal aspecto que brindan en la sociedad.
“Encontramos que puede ser un empleo, que no te dejen donar sangre, que te golpeen en la calle, puede haber discriminación no sólo de forma física, sino de manera verbal”.
Castillo recomienda a los interesados en tatuarse que, en primer lugar, deban de ser mayores de edad, porque cree que es cuando pueden madurar y entender el mensaje que están buscando, porque hacérselo es una responsabilidad adquirida mientras alguien crece.
“La evolución del tatuaje no sólo tiene una connotación de la cárcel, pero también había en tiempos prehispánicos, que guerreros y altos mandos, como sacerdotes eran los únicos autorizados para hacerse modificaciones corporales”.
El tema de los tatuajes ha ido avanzando, comentó que se necesita dar a conocer más, ya que una persona con esto o perforaciones está obligada a conocer sus derechos y obligaciones como tal, para que no se dejen.
“Estamos en un gremio muy ignorante, una persona que empieza a tatuar y lo hace bien, se puede ganar en una hora tres mil o cuatro mil pesos, pero estos comienzan a creer que su éxito se basa en dinero, pero en realidad debería de ser una satisfacción personal, sentirte bien contigo mismo y que te superes todos los días”.
Por otro lado, aseveró que en 2018 organizará nuevamente el llamado Ink Fest, el primer festival en pro de la modificación corporal, que el año pasado se efectuó en el Monumento a la Revolución, ante cinco mil personas y la música de la banda The Guadaloops.

Artículos similares