Tendrán que escucharnos

0
1
Foto Juan Hernández

Por Guadalupe de la Cruz

Sin llamarlo por su nombre las organizaciones religiosas que integran el Consejo Interreligioso del Estado de México, deslizaron su posicionamiento sobre la liberación sexual y el aborto, por lo que piden al nuevo congreso tomen en cuenta sus opiniones antes de descongelar alguna de las iniciativas que se encuentran guardadas.

Precisando que dicho consejo representa al 85 por ciento de la población, la cual, profesa diferentes expresiones religiosas, mismos que coinciden estar a favor de la vida y piden respeto a sus creencias y defensa de la familia.

«Nos hemos agrupado en aceptación y respeto para fortalecer a la familia mexiquense, por lo que estamos buscando que las nuevas autoridades nos puedan tomar en cuenta al momento de aprobar las diferentes reformas».

El Pastor Reynaldo Rodríguez, dijo que como Consejo Interreligioso se articularon con los distintos órdenes de Gobierno, asociaciones religiosas y sociedad civil, para incidir en la cultura del respeto, protección, promoción y garantía de los valores y virtudes que toda persona debe aprender y vivir, para garantizar una convivencia armoniosa en sociedad y defender la vida humanas y la familia mexiquense.

Por otra parte la Coordinación General de Asuntos Religiosos del Gobierno del Estado de México, y con el apoyo de la Asociación Civil “Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa” la CIEMEX, se instituyó como una agrupación autónoma de asociaciones y congregaciones religiosas, cuyo objetivo será sumar esfuerzos e incidir en las causas sociales que beneficien a la población estatal.

En su oportunidad Cristian Badillo Gutiérrez, director de Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, dio a conocer que este Consejo Interreligioso se suma a los 22 que existen en el país.

“Son un referente social para las instituciones, organizaciones civiles, para el Gobierno y también para la sociedad civil; un referente en aquellos temas donde ellos convergen, con la representación y la calidad moral de  poder participar e incidir en estas opiniones”.