The Mist y el regreso a lo primitivo por medio del terror

0
60

Por: Antonio NIETO

The Mist es una película de terror basada en el libro de Stephen King estrenada en 2007 y que es dirigida por Frank Darabont, un cineasta nada ajeno a las novelas de King siendo esta su tercer adaptación después de The Shawshank Redemption (1994) y The Green Mile (1999).

The Mist o Sobrenatural como fue titulada para latinoamérica, presenta la historia de David Drayton quien queda atrapado junto con su hijo y un grupo numeroso de personas en un súpermercado, luego de que una extraña niebla cubriera el pueblo, ocultando en ella terribles criaturas.

La claustrófobia, el miedo a lo desconocido y el inminente ataque de las bestias, desquebrajará los principios morales de la civilidad para pasar al fanatismo, a la división, a las falsas profecías y a los sacrificios en el afán de calmar la sed de sangre de las criaturas de la niebla.

En cuanto a las actuaciones hay que reconocer el trabajo de Marcia Gay Harden, quien de principio a fin, se adueña de su personaje, demostrando una vez más que es una de las actrices más contundentes pero infravaloradas de la industria cinematográfica en Estados Unidos. Thomas Jane por su parte vuelve a protagonizar una cinta basada en los libros de King después de Dreamcatcher en 2003, para luego en 2017 participar en la película 1922 siendo uno de los actores fetiche en las historias de King.

Sin duda Darabont entrega una película concisa, que crítica los cimientos de una sociedad reducida a sus instintos más primitivos, frente a una amenaza de la cual no hay ley o instituto que la proteja, sumiendo a sus personajes en el terror absoluto a lo desconocido de la niebla y a los actos más crueles cometidos por si mismos.

Es importante mencionar que Darabont cambió el final del libro, en acuerdo con Stephen King a quién por cierto le pareció genial.

Un final considerado por muchos como uno de los más frustrantes en la historia del cine.

Sumado a esto, el score, la música a cargo de Mark Isham y en especial la pieza del grupo Dead Can Dance convierten a The Mist en una verdadera pesadilla.