Tijera en mano

Foto Juan Hernández

POR Gerardo GARCÍA HERNÁNDEZ

En el 2019 el presupuesto del Estado de México tendrá que reducirse en un 30 por ciento y debe operar un tabulador salarial para eliminar el “dispendio y lapidación” de los recursos públicos, además que se derogarán la “Ley ISSEMyM” o la “Ley Atenco”, confirmó la entrante fracción parlamentaria de Morena al presentar su agenda legislativa para el primer periodo ordinario de sesiones.

En un mensaje a medios, su próximo coordinador parlamentario, Maurilio Hernández defendió que el plan de austeridad no tiene el fin de frenar la actividad o trabajo de la burocracia mexiquense.

Advirtió que los poderes Ejecutivo, Judicial y Legislativo, deberán reducir su partida en un 30 por ciento, en el caso de la Cámara de Diputados -dijo- que se trata de eliminar todos los privilegios como el pago de celulares, seguros médicos y unidades, entre otros, luego de que consideró excesivo el último presupuesto que fue de más de mil 800 millones de pesos, por lo que se buscará un ahorro de 400 millones de pesos.

Afirmó que los legisladores de Morena pondrán el ejemplo y renunciarán a todas las prerrogativas a las que tienen derecho.

“El propósito es reducir hasta un 30 por ciento, un 30 por ciento nos da perfectamente para mantener la funcionalidad del Legislativo“, sentenció.

Adelantó que el Programa Apoyo a la Comunidad (PAC) se eliminará porque los 187 millones 500 mil pesos que ejerce, nada ayuda al combate a la desigualdad social en el estado.

Aceptó que buscará presidir en el primer año de gestión, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) y afirmó que son mayoría legislativa con 46 diputados, junto a sus aliados del PT y PES.

Finalmente, adelantó que este viernes la Legislatura saliente y la entrante, se reunirán en el Congreso Local para llevar a cabo la transición de dicho poder.

 

Artículos similares