Todo deportes

Foto Especial

Por Monick Huitrón

Queridos lectores, ¡se nos terminó el mundial para los mexicanos!, y con esto, vienen los reclamos por parte de la gente que, honestamente, no sé si sea justo, porque, al final, los chicos juegan para lo que les alcanza y para lo que los han entrenado. Es decir, si ninguno de los muchos técnicos que han pasado por la selección mayor han sido capaces de que los jugadores den más, pues no podemos esperar que den más. Aunque muchos de los seleccionados juegan en equipos europeos y se supone que deberían tener otra mentalidad y otra actitud ante rivales grandes, pues ya vimos que no. Lo de Alemania y lo de Corea fueron meros chispazos. De que jugaron bien, es un hecho, pero no les alcanzó para enfrentar a un Brasil con sus estrellas: Gabriel Jesús, Coutinho, Thiago, Fagner y el tremendo actor, Neymar. La realidad es que a los nuestros les falta mucho para llegar a un nivel del Brasil que ayer los dejó fuera. Les falta no perder la concentración cuando el rival presiona como presionó Brasil. Les falta practicar en el juego a ras de campo, porque ya vimos que el aéreo no nos funciona por la diferencia de estaturas. Les falta saber aprovechar los espacios abiertos y los huecos, y les falta hablar menos y hacer más. No dudo que tengan un verdadero compromiso como representantes de México, pero también hay que entender que así es el fútbol y que siempre hay uno que gana y uno pierde. Ayer nos tocó perder, porque el rival fue superior en  todo. Y, ante la derrota, el que dejó ver su molestia es Carlos Salcedo, que dejó ver entre líneas, su posible baja de la selección. Y, el que se llevó cualquier cantidad de ofensas en redes sociales por parte de la afición brasileira, fue Layún, por el “famoso” pisotón a Neymar, que por cierto, se convirtió en la persona menos favorita de Juan Carlos Osorio que verdaderamente molesto, aunque sin decir el nombre del jugador, dijo en rueda de prensa que, es una vergüenza para el fútbol que se pierda tanto tiempo con un jugador. Esto debe ser un juego de hombres y no con tanta payasada. Y, le damos toda la razón porque en todo momento, el árbitro favoreció a Brasil. Siguiendo con figuras del fútbol, les cuento que el que está muy molesto por el resultado de las elecciones, es nada menos que Adolfo Ríos, sí, el ex portero del América, que se candidateó para la presidencia municipal de Querétaro por Morena, y que ha denunciado públicamente muchas irregularidades en el proceso electoral, afirmando que va a luchar por defender el voto de la gente y la confianza que han puesto en él. Así como su colega, Roberto Ruiz Esparza, que está a la espera de que se confirme si ganó la diputación federal por Puebla, por la que hizo una pesada campaña recorriendo todo el estado poblano durante varias semanas.