Trato inhumano

Foto Especial

Por Guadalupe de la Cruz

Guadalupe Irene Ortiz Juárez, catedrática del Instituto Nacional de Ciencias Penales dijo que el Sistema de Justicia Penal para Adolescentes enfrenta diversos retos que deben ser superados para que los y las jóvenes encuentren mejores condiciones para su reinserción social, entre los que se encuentra la desigualdad de género, el adultocentrismo y el viejo sistema inquisitorial.

Al dictar la conferencia “Tensiones y contradicciones sociojurídicas en la justicia para adolescentes”, la especialista señaló que como sociedad aún tenemos varios desafíos; sin embargo, el que más destaca es el de escuchar a los y las adolescentes en conflicto con la ley penal y reconocer en su persona a alguien que quizá a su vez también ha sido víctima de sus condiciones.

La también coordinadora del Foro Latinoamericano de Antropología del Derecho, precisó que nuestro país aún no logra superar algunos estereotipos sociales sobre los y las jóvenes generando revictimización en el llamado adultocentrismo, un escenario dominado por adultos en el que los adolescentes pierden toda posibilidad de ser reconocidos como sujetos de derechos.

“Además, el acceso efectivo a la justicia se ve impedido por juzgar  a partir de roles sexuales y de género y porque existe una escasa inversión en programas de reinserción social o incluso, son sometidos a tratos inhumanos, tortura y se asume que la ley, por el solo hecho de ser la norma, está exenta de las condiciones estructurales, culturales y sociales”.

Cabe mencionar que la conferencia fue organizada por la Unidad de Igualdad y Derechos Humanos, encabezada por María Remedios Monroy Cruz y la subdirectora de Derechos Humanos, Etehel Servín Aranda fue la encargada de presentar a la ponente.