Triunfa naucalpense en juegos panamericanos

0
11
Jessica Sobrino Mizrahi tiene muy clara la importancia de Naucalpan en su desarrollo deportivo; su impacto en el Municipio ha sido de tal grado que actualmente ya forma parte del Consejo Consultivo de Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte de Naucalpan (IMCUFIDEN).

A dos semanas de la justa en Lima, Naucalpan recibe de regreso a Jessica Sobrino Mizrahi, quien obtuvo medalla de plata en nado sincronizado en los Juegos Panamericanos 2019.
Con más de ocho horas diarias de entrenamiento, durante 12 meses, la sensación no es otra que de satisfacción y alivio por un trabajo bien hecho. El equipo mexicano de nado sincronizado refrendó su logro de los Panamericanos de Toronto 2015, al quedar en el podio por encima de Estados Unidos y sólo por debajo de Canadá.
«Quedar en segundo lugar Panamericano se dice fácil, pero fueron muchísimas horas de trabajo, ya con la mente más en calma me siento tranquila de lo que hicimos», aseguró la vecina de Echegaray.
La clave del logro
Jessica Sobrino lo tiene muy claro: la clave para triunfar en la disciplina no radica en competir contra los demás países, sino consigo mismo.
De esta manera, además de la presea plateada, ella y su equipo superaron la puntuación obtenida apenas 15 días antes, de 86, en el Campeonato Mundial de Natación. En esta ocasión los jueces las calificaron con 88.
«Competir contra otros países te hace competitiva, competencia es volverte más competente en lo que haces, eso era lo que buscábamos, volvernos mucho mejores nosotras para obtener un buen resultado.
«Mi pensamiento siempre fue positivo y de disfrutarlo. Es impresionante nadar una alberca de esa magnitud, que todo el público esté viéndote y la alberca esté llena. Si te enfocas en cosas de afuera, en los jueces, es muy difícil, entonces yo traté de enfocarme en disfrutarlo todo el tiempo y mostrar lo que he trabajado, me gusta transmitir esa seguridad y esas emociones.», apuntó.
Cariño desde Naucalpan
Con 19 años dedicándose al nado sincronizado, la brújula ya apunta a los Juegos Olímpicos de Tokio, para lo cual habrá que hacer escala en el Preolímpico, que se realizará en marzo en la misma ciudad. «Se vienen meses difíciles, muy pesados, porque sabemos que la clasificación es muy fuerte, tenemos a países muy pegados y algunos a los que tenemos que superar, sólo se dan tres lugares en el Preolímpico, de aquí a marzo tendremos que dar el doble»