Unos 20 mil pescadores se benefician con Festival de la Veda en Yucatán

REDACCIÓN

Unas 20 mil familias que dependen de la pesca ribereña y de escama en la entidad se verán beneficiadas con el Festival de la Veda, cuya primera edición arrancó el pasado día 2 de febrero y que abarcará todos los principales municipios pesqueros de la costa yucateca.

El titular de la Secretaría de Pesca del gobierno de Yucatán, Rafael Combaluzier Medina, en entrevista explicó que este festival es una nueva apuesta en la entidad que precisamente busca apoyar a las familias pescadoras en esta época en la que las principales pesquerías como el mero y el pulpo están en veda.

La estrategia promueve alternativas que les permiten apoyar su economía en la época en que se restringe la captura del mero y el pulpo, como pueden ser paseos en lancha, venta de artesanías y recorridos en zonas de manglares, festivales y degustaciones gastronómicas, entre otros, añadió.

Indicó que Yucatán tiene más de 350 kilómetros de costa, en donde existen decenas de comunidades pesqueras que ahora fueron integradas a este festival que buscará realizarse durante los seis años de la presente administración.

Indicó que en el marco del festival cada semana se promueve un sitio, la primera semana fue el puerto de Sisal y en esta semana le tocó a la comunidad de San Crisanto y así se irán promoviendo destinos hasta el próximo día 31 de marzo, cuando concluya precisamente la veda del mero.

Precisó que tan solo la pesquería del mero participan más de 11 mil pescadores, unas dos mil 584 embarcaciones menores y por lo menos unas 548 mayores que en promedio capturan al año unas seis mil toneladas de esa apreciada especie.

“Eso sin contar, los pescadores que dependen del pulpo que también está en veda y lo estará hasta el próximo 15 de agosto”, aclaró.

Ese es el tamaño del reto del evento y a la par de este nuevo programa oficial, se entregará a las familias pescadoras apoyos, a través del Programa de cuando en sus lanchas están varadas, añadió el funcionario estatal.

Por ello, durante la veda del mero, se estará promoviendo la llegada de más turistas a la región costera de Yucatán, con la finalidad de reactivar la economía de estas comunidades y respaldar a las familias de dependen de la captura de esa variedad de escama.

“Creemos que poco a poco mas familias de pescadores se sumarán a esta actividad y se prepararan cada vez mejor para aprovechar este esfuerzo de diversificar las actividades económicas en nuestras localidades con vocación pesquera”, puntualizó.