Prohíben detención de niños y niñas migrantes en estaciones migratorias

0
72
FOTO: Especial

POR Tonantzin ROMERO

Este miércoles 12 de noviembre, se publicó la reforma a la Ley de Migración y a la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político en la que se contempla garantizar de forma más eficaz el cumplimiento de los derechos de niños y adolescentes migrantes que soliciten refugio o asilo. Esta reforma fue celebrada por los representantes en México de instituciones internacionales como la Oficina de Alto Mando de ONU-DH, ACNUR, la UNICEF, la OIM y la UNESCO.

Los principales avances logrados con estas reformas son:
1. La no detención de niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad en estaciones o estancias migratorias, estén o no acompañados, brindando alternativas de cuidado;
2. La determinación del interés superior de la niñez realizada por las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, como elemento central del proceso de garantía integral de derechos;
3. La extensión de la visión de protección a toda la infancia en situación de movilidad, no únicamente a la no acompañada; y
4. La regularización provisional de la condición migratoria de todas las niñas, niños y adolescentes en situación de movilidad, a fin de evitar su retorno expedito y garantizar así que puedan ver cumplidos sus derechos básicos, entre ellos el acceso a la protección internacional

El representante de la UNICEF en México, Christian Skoog, explicó que esta reforma es muy importante ya que en ella se reflejan años de trabajo por parte de las agencias de la ONU por la defensa de los derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes. Es esta un de las reformas más importantes desde 2014.

Además, con esta reforma, México “da cumplimiento a diversos tratados internacionales y recomendaciones de comités internacionales de derechos humanos, así como a los compromisos de México dentro del Pacto Global de Migración.”

Skoog explicó que ahora las instituciones migratorias deberán trabajar bajo el lema “No detención, sí alternativas de cuidado” lo que proporcionara un mejor trato y la posibilidad de integrar a los niños y adolescentes a la comunidad.
La experiencia de las niñas, niños y adolescentes migrantes ha sido terrible desde su país de origen, al recorrer caminos peligrosos para llegar a México y después ser encerrados en una estación migratoria. La situación de encierro, sin libertad, les genera trauma.

Entre los retos a enfrentar para poder llevar a cabo esta reforma se encuentran implementar un presupuesto para este fin, la asignación de recursos humanos y técnicos, así como el fortalecimiento de las instituciones responsables.

La entrada en vigor de esta nueva reforma es todo un reto, sin embargo, las agencias han manifestado su deseo de apoyar a México con la inversión necesaria para implementarla, así como brindar, al Gobierno de México, asesoría y cooperación técnica con el fin de asegurar el respeto y la protección de los derechos de todas las niñas, niños y adolescentes migrantes, solicitantes de asilo y refugiados.

“Entrar en el país no es un crimen, es un error administrativo, por eso no estamos hablando de criminales, no han hecho algo serio de ninguna manera, están huyendo de otras condiciones muy difíciles y por eso debemos garantizar una acogida que vele por su bienestar” concluyó Skoog.