Contar para controlar

0
141

POR Tonantzin ROMERO 

No cabe duda de que el sobrepeso y la obesidad se han vuelto un factor importante para el desenvolvimiento social y económico en nuestro país. Y, más allá de una preocupación estética, deberíamos preocuparnos por nuestra salud.

Lo más importante siempre va a ser nuestro bienestar y eso ha quedado claro en oraciones de uso cotidiano como “mientras haya salud” o “lo bueno es que estamos sanos”, pero ya no es tan así. La realidad es que tener sobrepeso no es para nada sano, y sí, nos lo han dicho hasta el cansancio, quizá ya estamos hartos de que nos lo digan, pero eso no cambia el hecho: México está engordando.

Seguramente pensamos que el ser delgado es simplemente estético, que hay que someterse a dietas que matan de hambre, o realizar rutinas de ejercicio de alta intensidad con entrenamientos prolongados y no es así. Para empezar estos problemas de peso surgen por estas sencillas razones: consumimos más de lo que gastamos, nos agrada consumir comida chatarra sin miramiento alguno y no solemos tener actividad física.

Si nos tomáramos el tiempo de leer las etiquetas descubriríamos que debemos tener cuidado con las porciones por empaque, pues podríamos consumir más calorías de las necesarias; pero ¿qué son las calorías y cuántas debemos consumir?

Las calorías son unidades energéticas: 1 cal = 1 unidad energética. Después de las calorías, que son la unidad mínima, vienen las kilocalorías (kcal) que son equivalentes a 1,000 cal. En la dieta mexicana se tiene contemplado que la ingesta promedio necesaria, tanto para hombres como mujeres, es de 2,000 kcal; sin embargo, esto no es del todo cierto pues para saber la ingesta de kcal depende de diferentes factores como lo son la salud, actividad física, sexo, peso, altura, la estructura corporal y el biotipo.

Para saber cuántas calorías debemos ingerir al día podemos usar las siguientes ecuaciones:

Hombres: TMB = 66 + (13,7 x peso en kg) + (5 x altura en cm) – (6,75 x edad en años)

Mujeres: TMB = 655 + (9,6 x peso en kg) + (1.8 x altura en cm) – (4,7 x edad en años)

El resultado de estas operaciones es la cantidad de kcal que nuestro cuerpo consume en reposo por lo que es necesario realizar otra operación dependiendo de la cantidad de actividad física que realicemos.

TMB x 1,2: Poco o ningún ejercicio

TMB x 1,375: Ejercicio ligero (1 a 3 días a la semana)

TMB x 1,55: Ejercicio moderado (3 a 5 días a la semana)

TMB x 1,72: Deportista (6 -7 días a la semana)

TMB x 1,9: Atleta (Entrenamientos mañana y tarde)

Si no te resulta sencillo hacer todas estas operaciones, puedes recurrir a la Calculadora de Calorías del IMSS para así solo llenar los datos que solicita y obtener el resultado; sin embargo, debes recordar que este resultado son las calorías que debes consumir para mantener tu peso, por lo que, si deseas bajar de peso se recomienda restar 500kcal del total para, en promedio, tener una perdida semanal de .5kg.

Contar las kcal que consumimos no parece sencillo, pero es necesario, además son solo sumas y restas, puede basarte en la lista de equivalencias que proporciona el IMSS, está hasta debajo de la calculadora de calorías. En lo posible, anota el número de Kcal que ingieres para darte una idea de que tanto de más o de menos estás consumiendo.

Estas son solo algunas recomendaciones. Recuerda siempre consultar con un profesional de la salud.