[adrotate group="3"]
Inicio Opinión A mi manerA

A mi manerA

0

Por Julio A. AGUIRRE

  •  Perdiendo se gana.
  •  Justicia con transparencia.
  •  Visión azul y blanca.

 

No hay democracia sin determinación. Julio Anguita González.

    ¡Bendita democracia en la que se gana perdiendo y se pierde ganando! Tras el proceso electoral, celebrado el domingo 7 de junio, en suelo mexiquense, todos los partidos se declaran ganadores, más allá de las infaltables protestas e impugnaciones por llegar.

    Habrá quienes presuman cantidad y otros calidad en la repartición del poder, concretamente en los 125 municipios. La observación del vaso medio lleno o medio vacío es única y exclusivamente de las dirigencias a la luz pública; otra cosa resulta lo que se trate y diga al interior de las cúpulas partidistas.

    ¡Qué bueno que todos los partidos salieron ganando! La lógica señalaría que la ciudadanía está contenta y esperanzada para que los felices partidos y candidatos se pongan a trabajar y cumplan lo mucho o poco que prometieron durante sus campañas.

    La lógica política, sin embargo, no siempre resulta tal, pues hay ocasiones que cuando se trata de sumar, se resta, y viceversa. De ahí que en la política se gana perdiendo y se pierde ganando.

    Los resultados indican que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se afianzó como primera fuerza política en el Estado de México. Apenas normal.

    El prietito en el arroz para el partido tricolor resulta la pérdida de presencia en ayuntamientos importantes en la entidad. Huixquilucan y Naucalpan, dos joyas que cambiaron de alhajero.

    El tema nos hace recordar una anécdota que sostuvimos con un diputado federal del Partido Revolucionario Institucional, que obviamente defendía sus colores recordándonos la cantidad de ayuntamientos gobernados.

    Ciertamente, hay cantidad pero falta calidad, le dije.

    Finalmente, cada quién habla del vaso lleno, o medio lleno.

    El Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática recobraron espacios.

    El partido blanquiazul al arrebatar Naucalpan e Huixquilucan al partido tricolor tiene motivos de sobra para sentirse triunfador y orgulloso del resultado final.

    Lo que se pierde o se deja de ganar pasa a segundo término cuando hay huevos que cacarear.

    El partido político de Andrés Manuel López Obrador, Morena, resultó la gran sorpresa y, lo alcanzado, resulta demasiado tomando en cuenta que tuvo su primera participación en un proceso electoral (de lo perdido, lo que aparezca, decía la abuela de mi hermano).

    Tema fundamental de dicho proceso electoral es el abstencionismo, fantasma que ya es de carne y hueso.

    Pedro Zamudio Godínez, consejero presidente del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), admitió el descontento del electorado donde más de cinco millones de mexiquenses manifestaron su apatía a los procesos electorales al no acudir a votar.

    El Instituto Electoral trabaja y estuvo dispuesto a todo para que los once millones 23 mil 636 electores que estábamos en la lista nominal lo pudieran hacer (votar).

    Tranquilo debe sentirse Pedro Zamudio Godínez sobre el particular. Todos sabemos que a fuerza, ni los zapatos; por cierto, las autoridades electorales y militantes de partidos  deberían cambiar la palabra -al dirigirse al ciudadano-: Votar no debe ser obligación. Votar tiene que ser convicción. No presionen ni obliguen al monstruo de mil cabezas para que hagan lo que no sienten. Digo…

PODER JUDICIAL

    Hay una pasión superior a todas, y es la satisfacción interior por el bien que hacemos a los otros. René Descartes.

    En el Estado de México, Eruviel Ávila Villegas afirmó que la entidad cuenta con un Poder Judicial que otorga certidumbre jurídica, que imparte justicia con transparencia y eficacia, siempre respetando el Estado de Derecho.

    Durante su reunión con integrantes del Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura que preside Sergio Javier Medina Peñaloza, el Ejecutivo estatal señaló que esta situación permite la llegada de más inversiones a territorio mexiquense, las cuales se traducen en más empleos para la población, así como mayor crecimiento y desarrollo.

    «Expreso sobre todo mi agradecimiento, amigas y amigos magistrados, porque ustedes le dan al Estado de México certidumbre jurídica, seguridad jurídica, el hecho de que empresarios, la opinión pública, dirigentes, actores políticos, saben que cuando un delincuente comete un delito y es sancionado en forma ejemplar por nuestros jueces, por nuestro Tribunal Superior de Justicia, por las salas correspondientes, esto da certeza, esto nos permite saber que en el Estado de México hay y se respeta el Estado de Derecho, gracias a un Poder Judicial, sólido, serio, profesional que se prepara», manifestó el gobernador.

COMO VA…

    Postura… recibimos información de la senadora de la República, Laura Angélica Rojas, del Partido Acción Nacional, con un contenido ecuánime en el que resalta logros y donde no esconde fallas de su partido.

    Reproducimos un extracto del texto recibido que apunta: Acción Nacional no puede aspirar a ganar el gobierno del Estado de México ni volver a gobernar el país sin el apoyo mayoritario de los mexiquenses, por lo que es vital que, como los primeros gobiernos panistas, hagan un extraordinario trabajo. Para ello, un sólido respaldo del partido en el estado y el acompañamiento de legisladores locales y federales son fundamentales, expone.

    Con dicha mentalidad y compromiso de la senadora, no dudamos que lo expresado ya se los hizo saber a los panistas que representarán a los mexiquenses. Ahí está la clave.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manera.

    Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil