lunes, julio 15, 2024
InicioOpiniónZona Diversa · Leo Espinoza

Zona Diversa · Leo Espinoza

Nayarit elimina de su código penal el delito de peligro de contagio que estigmatiza a personas con VIH o ITS

Criminalizar a las personas con VIH obstaculiza su prevención y erradicación del virus.

Prejuicios y estigmas alrededor de las personas que viven con VIH.

Pese a la discriminación que viven las personas con VIH, y donde en los últimos meses incluso hay quejas por desabasto de medicamentos para el tratamiento antirretroviral en varios puntos del país, esta semana Nayarit aprueba reformas al Código Penal local para eliminar el delito “peligro de contagio” que estigmatizaba a quienes viven con VIH/sida o alguna ITS.

Los artículos derogados fueron el 220, 221 y 222 del Código Penal, así como el 219 que a la letra dice: “El que sabiendo que está enfermo de un mal venéreo en periodo infectante o de una enfermedad grave y fácilmente transmisible, tenga relaciones sexuales y así ponga en simple peligro de contagio la salud de otro, será sancionado con prisión de tres meses a dos años y multa de uno a diez días, sin perjuicio de su reclusión en un hospital hasta que cese el periodo infectante”.

Aun hoy en día las opiniones están divididas, pues aunque se está de acuerdo en no discriminar a las personas con VIH, también hay voces que buscan prevenir la transmisión del virus que cobro miles de vidas en la década de los 80s, para tener un contexto las siguientes entidades aun tipifican el peligro de contagio como lo son Baja California, Coahuila, Oaxaca, Puebla, Sonora, Tamaulipas, Veracruz, Yucatán, y Zacatecas, mientras que ahora con la reforma reciente de Nayarit se une a Aguascalientes y a San Luis Potosí en no criminalizar esta figura.

Y es que para las personas que ya viven con VIH o que tiene la duda de ser transmitido por alguna práctica sexual sin protección se tienen que enfrentar día a día al señalamiento público alimentado de los prejuicios y estigmas que rodean el tema, es por ello que muchas personas optan por no compartir su estado seropositivo o de no aplicarse pruebas de detección por miedo al rechazo social, de sus parejas, amistades o familiares.

Si bien actualmente la ciencia permite vivir con ayuda de los tratamientos contra el VIH  de forma digna y con una buena esperanza y calidad de vida, la idea del sector salud es fomentar la educación sexual, la prevención y el uso de protección cuando se tiene vida sexual activa, pues aunque en muchos casos las personas atendidas con VIH después de algún tiempo presentan una carga viral baja y son Indetectables igual a intransmisibles, aun corren el riesgo de que les transmitan o transmitan alguna ITS.

Por ello falta mucho en temas de sensibilización e información, pero encarcelar a las personas con VIH no es el camino, pues las razones de como adquieren el virus son tan variadas que sería injusto para quien tuvo su primer relación sexual y lo adquirió, o quien se realizó un tatuaje y por un aguja infectada ahora lo tiene o en el caso de una transfusión sanguínea o transmisión perinatal.

Se tiene que cambiar el uso de lenguaje y borrar todo tipo de palabras, frases y calificativos peyorativos hacia las personas con VIH y atender de forma seria la prevención y eliminación del virus como cualquier otro padecimiento que nos aqueja actualmente.

PODRÍA INTERESARLE ...

MÁS LEÍDO