[adrotate group="3"]
Inicio Valle de México Apoya C. Izcalli a Cruzada Nacional contra el Hambre

Apoya C. Izcalli a Cruzada Nacional contra el Hambre

0
Cuautitlán Izcalli cuenta con un importante centro de reciclaje, único en la zona metropolitana, el cual es un instrumento de apoyo para la Cruzada Nacional Sin Hambre, espacio para cultivar, por medio de la hidroponía, alimentos de la canasta básica.
  • Cultivan por medio de hidroponía alimentos de la canasta básica.

 

    Cuautitlán Izcalli, Méx.- El Vivero Municipal de Cuautitlán Izcalli, único en la zona metropolitana, es un instrumento de apoyo para la Cruzada Nacional Sin Hambre y un importante centro de reciclaje.

Desde hace más de dos años, la Dirección de Desarrollo Social creó dicho espacio para cultivar por medio de la hidroponía alimentos de la canasta básica, como lechuga, zanahoria, cebolla, cilandro, calabazas, por mencionar algunos.

«Nuestro mayor objetivo es ayudar a las personas que más lo necesitan, nosotros sabemos la metodología y lo que se necesita para que los vegetales crezcan con el mayor número de nutrientes para un mejor desarrollo», comentó Miguel Ángel Cortés Hernández, responsable del Vivero Municipal.

Terminado el ciclo de germinación, los productos obtenidos son enviados a los 25 comedores comunitarios que tiene Cuautitlán Izcalli para abastecer de alimentos a personas en zonas de vulnerabilidad, esto, como parte de la Cruzada Nacional Sin Hambre.

En Cuautitlán Izcalli, más de seis mil personas son beneficiadas diariamente con desayunos y comidas que se sirven en los 25 comedores comunitarios acondicionados en territorio municipal, como parte de las acciones de la cruzada.

El responsable afirmó que para poder realizar el proceso de cultivo, se necesita de varios elementos como la solución hidropónica, compuesta por nitrato de calcio, potasio, fosfato, entre otros.

De igual forma se necesita material en el cual se depositará la semilla para su crecimiento; por ello, recurren al reciclaje, con lo que se evita se genere basura en las calles y coladeras el municipio así como aprovechar al máximo los recursos con que operan.

«El Vivero es autosustentable gracias a las donaciones de materiales como plástico PET, vasos de unicel, tetrapack y fibra de coco», expresó. Otra de las funciones, es la capacitación a las escuelas y colonias interesadas en crear su propio huerto en casa, la cual consta de 11 días de teoría y práctica acerca de este proceso.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Salir de la versión móvil