viernes, marzo 1, 2024
InicioOpiniónZona Diversa · Leo Espinoza

Zona Diversa · Leo Espinoza

Le magistrade Jesús Ociel Baena Saucedo abrió puertas que no se cerraran

El despertar de un movimiento más grande diverso

México sádico, doble moral e indolente

Ya sea desde su cuenta de tik tok o desde el ámbito profesional le magistrade Jesús Ociel Baena Saucedo siempre fue noticia desde que se hizo figura pública, pues visibilizo de manera digna en redes sociales a las personas no binarias en México y el mundo, pues fue le primere persone en obtener un acta de nacimiento no binaria en Coahuila, en conseguir el primer pasaporte no binario en México, la primera credencial para votar con casillero no binario y en asumir un cargo judicial en América Latina, por mencionar algunos logros.

Fue un ejemplo a seguir, que nos permitió soñar, nos hizo ver el “sí se puede”, romper el sistema de la heteronorma, que se puede crecer profesionalmente con determinación y esfuerzo pero que también uno puede libremente mostrar y compartir su expresión de género, toco muchas almas, las empodero, asesoro y es uno de los pilares más fuertes para que hoy en día se pueda materializar las acciones afirmativas con los litigios estratégicos en el país, lo que en sueños muchos, muchas y muches que se incursionaron a la política no lograron por la discriminación y por siempre verlos por encima del hombro como ciudadanos de segunda o ni siquiera humanos dignos de aspirar a un cargo de elección popular.

Consciente o inconsciente abrió puertas que no se cerraran y ahora comienzan a verse los esfuerzos de su lucha, nunca antes la población diversa en nuestra nación había despertado con tanta rabia, indignación y organización por un luchador social, ni siquiera con el fenómeno mediático de Wendy Guevara que en otra oportunidad destacamos su aportación en visibilizar a las poblaciones trans. El Estado debe de actuar con probidad y justicia, pensar cada paso que dé en dirección a resolver este caso, pues tiene de testigos a más de 5 millones de personas LGBTTTIQA+ que por primera vez olvidaron sus diferencias para no callar la muerte de uno de los suyos que fue un estandarte.

La diversidad sexual ya les ha llorado a miles de muertos, muchos de los avances que se gozan hoy en día tienen como cimentos la sangre de muchos inocentes, el repudio de familiares, el rechazo de las religiones, la impunidad y olvido del Estado, la burla y re victimización de la sociedad entre otras más vejaciones que se viven por no ser heterosexual.

Pese a vivir el infierno en la tierra, cada año nos mostramos con orgullo ondeando nuestras banderas y mostrando nuestros colores con el ápice de esperanza de que las próximas generaciones les va a ir mejor, nuestra inquebrantable voluntad, fuerza y determinación nunca va a parar y la muerte de le magistrade es prueba de ello, pues aun muerto entro en una iglesia en compañía de su difunto ser amado para recibir la bendición de un sacerdote, de ese tamaño fue la figura de Baena, su voz se replicó en miles y su lucha se mantendrá.

México es sádico, doble moral e indolente, y para quienes se burlaron de la muerte de otro ser humano, que no fueron pocos, reflexionen que con esa misma indiferencia pueden mirar cuando se trate de su deceso o el de alguno de sus seres queridos por la violencia normalizada que se vive y que por supuesto debe ser una llamada de atención para cambiar, pues en el país de no pasa nada, pasa todo y a nadie le importa, nadie hace nada y eso no es para orgullecerse.

PODRÍA INTERESARLE ...

MÁS LEÍDO