lunes, mayo 20, 2024
InicioOpiniónZona Diversa · Leo Espinoza

Zona Diversa · Leo Espinoza

Cada vez se casan menos y se divorcian más las parejas heterosexuales.

 

Economía, violencia y uniones libres razones por las que las personas heterosexuales deciden no casarse o separarse

 

Aumentan los matrimonios homoparentales, en los que destacan las parejas lésbicas.

Del 2010 al 2022 ha cobrado relevancia un fenómeno en México y es el aumento de divorcios y la disminución de matrimonios, pues de acuerdo al INEGI la tasa de separaciones aumento del 15.1% a 32.9% por cada 100 uniones registradas.

Estos datos nos revelan que, en promedio, los matrimonios que terminan en divorcio registran una duración de casi 18 años. Es curioso que los divorcios ocurren con mayor frecuencia en vísperas del cuarto piso, siendo la edad promedio de divorcio de mujeres de 36.6 años y la de hombres de 38.3 años.

Pero no nos alarmemos, pues aún la figura del matrimonio existe y se mantiene fuerte en nuestro país, pero ya no con la fuerza y el porcentaje en el que se vivió en la época de nuestros abuelos, pues solo el 36.9% de los mexicanos están casados; 33.1% están solteros y 17.8% están en unión libre, mientras que el 12.2% restante refiere a la población viuda, divorciada, separada o que no especificó su situación conyugal.

Es decir, solo 4 de cada 10 mexicanos mayores de edad prefieren casarse, para algunos las razones de esta tendencia son la economía, pues la misma cantidad de dinero de hace 20 años no te permite comprar y adquirir la misma cantidad de productos de la canasta básica, el pago de servicios y otros gastos que devienen de vivir en pareja o con hijos.

Por otro lado, las políticas de genero que se han llevado en el país, si han permitido que cada vez se denuncie la violencia intrafamiliar y se deje de normalizar conductas machistas y patriarcales, lo que permite que se distribuyan de manera mas equitativa las tareas del hogar y el cuidado de los hijos, además de que muchas mujeres prefieren desarrollarse profesionalmente y cumplir sus metas antes de pensar en casarse y tener familia.

Es de destacar que, a diferencia de las personas heterosexuales, las personas diversas si se estén casando y tengan un aumento significativo de matrimonios en el estado mexicano, esto obedece a que son uniones, pensadas y buscadas que duraron muchos años tratando de concretarse cuando aún no se tenía la posibilidad de casarse por la imposibilidad legislativa de sus entidades.

De acuerdo al INEGI la tasa más alta de matrimonios igualitarios en el año 2022 fue la Ciudad de México con 610 matrimonios entre hombres y 631 entre mujeres, seguida por Jalisco con 321 matrimonios entre hombres y 418 entre mujeres y Baja California con 179 matrimonios entre hombres y 220 entre mujeres.

Como podemos ver la unión entre mujeres ha incrementado y hay estados como Chihuahua, Nuevo León, Michoacán y Sonora en los que los matrimonios entre mujeres superan en número a los matrimonios entre hombres, habrá que ver si dicha correlación se mantiene en unos años y de ser así, ver que hacen bien las parejas homoparentales que les permite durar y casarse en mayor numero que las heterosexuales, donde el entendimiento más igualitario entre los conyugues pudiera ser una de las razones mas importantes.

PODRÍA INTERESARLE ...

MÁS LEÍDO