Pañuelos verdes en FIL Guadalajara

0
113
FOTO: NTX

REDACCIÓN

Los pasillos de la Feria Internacional del Libro Guadalajara 2019 fueron el espacio en donde distintos grupos feministas se congregaron durante esta noche, lo anterior con el objetivo de irrumpir en la cotidianidad de las actividades literarias y protestar en contra de los feminicidios ocurridos en México.

Aproximadamente 200 mujeres de distintas edades marcharon entre libros y público asistente al máximo encuentro editorial de nuestro país, gritando consignas antipatriarcales y llevando consigo un pañuelo verde, el cual a decir de una participante de dicha protesta y en declaraciones que concedió a Notimex, simboliza la lucha feminista por la legalización del aborto legal, seguro y gratuito.

La protesta se llevó a cabo en un clima de respeto, puesto que quienes se hallaban en los estands de las editoriales únicamente detuvieron su andar y, en su gran mayoría utilizaron sus celulares para grabar en video la irrupcción de las feministas, quienes en uno de los momentos más simbólicos de su protesta —todavía estando dentro del complejo que alberga a la FIL 2019— llevaron a cabo el performance “Un violador en tu camino”, el cual se ha replicado desde Chile —país en donde se originó— hasta el resto de América Latina y algunos países europeos.

Después de ello, las feministas se dirigieron a la calle, en donde le prendieron fuego a un libro intitulado Psico-terapia pastoral, el cual aborda a la homosexualidad como un flagelo para la sociedad; tal manifestación feminista fue convocada a través de redes sociales y mensajería instantánea.

Una de las participantes de dicha protesta y quien decidió mantener su nombre en el anonimato, expresó que ellas realizan este tipo de actos debido a que “nueve mujeres al día son asesinadas diariamente en México; tal vez yo regresé y muchas regresamos pero no todas tenemos ese privilegio. Debemos salir de nuestra burbuja y ponernos en los zapatos de otras personas, simplemente tener empatía. Nosotras estamos aquí por quienes ya no tienen voz, por quienes ya no pudieron regresar; también estamos aquí por nosotras y por quienes han sufrido mucho”.