viernes, marzo 1, 2024
InicioDeportes"Arrivederci" Serena

«Arrivederci» Serena

  •  Vinci le niega la «grandeza» a la menor de las Williams y asegura final italiana en US Open.

 

    Nueva York, EUA.- La tenista estadunidense Serena Williams dejó escapar la oportunidad de hacer historia y fue eliminada en semifinales del Abierto de Estados Unidos por la italiana Roberta Vinci, quien protagonizará una inédita final de Grand Slam frente a su compatriota Flavia Pennetta.

La veterana europea, más destacada como doblista, se aprovechó de los nervios de una irreconocible campeona defensora y vino de atrás para dejar mudo al Arthur Ashe Stadium por parciales de 2-6, 6-4 y 6-4.

A lo largo de este par de semanas, los reflectores y los pronósticos abrumaron a una Serena que finalmente explotó este viernes, nerviosa, descontrolada y ambivalente, pues pasó de ganar el primer set en tan sólo 31 minutos a cometer 40 errores no forzados y desperdiciar una ventaja de 2-0 y saque en el episodio decisivo.

Si ya con la victoria fácil de Pennetta se habían sorprendido varios, con la paciencia de Vinci se generalizó el ambiente, porque Roberta soportó los gritos de Williams, ansiosa por empatar el récord de Grand Slams en la Era Abierta (en posesión de la alemana Steffi Graf con 22 galardones), y acabó por echarse al público neoyorquino a la bolsa.

La resolución efímera de esa primera manga parecía ser preámbulo para que se repitiera por quinta ocasión el guión de los antecedentes entre este par, en los que Vinci jamás le había arrebatado un parcial a la monarca olímpica.

Con todo en su contra, la nacida en Taranto se relajó y se dedicó a divertirse hasta el punto de nivelar los cartones, sacar de sus casillas a la rival y comenzar a plantearse la posibilidad de protagonizar un auténtico batacazo.

La estadunidense quiso aferrarse a su ilusión de completar el póker de Majors en un mismo año, pero sólo encontraba falla tras falla y pese a que fue ella quien pegó primero en el tercer capítulo, no pudo mantener el ritmo y al siguiente «game», su oponente recuperó el servicio y no paró hasta consumar el inesperado resultado, de la mano de una extraordinaria eficacia en sus visitas a la red.

Así fue que en dos horas exactas, cambió completamente el día de Roberta, quien luego admitió llegar a esta imponente cancha sin expectativas y al final terminó por ofrecer disculpas al respetable por robarse la fiesta de la consentida de casa, porque «veni, vidi, Vinci».

Artículo anterior
Artículo siguiente
PODRÍA INTERESARLE ...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO