Contentos actores colombianos

4
138
  • * Verónica Orozco y Julián Arango se dicen sorprendidos por la aceptación de su telenovela en un país de conocedores del género.

 

    La telenovela “Anónima” ha conquistado al público en México, al igual que ocurrió en su natal Colombia, sus protagonistas, Verónica Orozco y Julián Arango, atribuyen este éxito a que la gente desea ver historias y personajes más reales.

    Ambos actores reconocieron que ha sido sorpresivo lo que ha pasado con la historia en los dos países, sin embargo, Orozco considera que el público está cansado de las relatos lineales, en los que las mujeres se “echan a morir” por un dolor o un mal amor. “Nosotros salimos de ese parámetro y mostramos a una mujer guerrera, que no empieza de cero y que tiene un pasado difícil, una mujer que se reinventa día con día”.

    La actriz recalcó que se tiene que intentar contar historias reales, de mujeres actuales, porque ahí es donde el público se identifica. Sin embargo, enfatizó que no cree que las telenovelas de amor vayan en decadencia, “el amor es universal y toda novela lo necesita, lo que hoy en día ha cambiando es la forma de contarlas”.

    En esta historia, incluso se pueden encontrar momentos de acción, drama y amor, dijo la colombiana, quien reiteró su sorpresa ante el buen recibimiento de este trabajo en un país tan experimentado en las telenovelas.

    Sorpresa que también vive el actor Julián Arango, quien se muestra agradecido de que su trabajo siga traspasando las barreras geográficas. “México es un país con gran tradición en el género y sabe de producciones, así que es un gusto que nuestro trabajo esté dando de qué hablar, porque eso indica que está bien”. Explicó que la mejor forma de corroborar qué tanto gusta una historia, no es sólo midiendo niveles de audiencia, sino en la calle, donde la gente le recuerda el papel de villano que hace en la trama.

    “Querido u odiado”, es así como define los sentimientos que causa su personaje en “Anónima”, trama que aún continuará dando muchas sorpresas a los televidentes mexicanos. La historia ya fue terminada de grabar, sin embargo, ambos actores se negaron a revelar el final: “que sea el público quien descubra todo”.