Continúa atención a pacientes con males crónicos y adultos mayores

0
43

REDACCIÓN, Toluca, Estado de México, 21 de julio de 2020. Con el objetivo de velar por la salud de la población, tanto el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), como el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), mantienen el compromiso de brindar atención a los miles de usuarios y en el marco de la pandemia, han realizado la reprogramación de cirugías no urgentes, a fin priorizar la atención a quienes han resultado afectados por el nuevo coronavirus.

Precisan que por instrucciones del Gobernador Alfredo Del Mazo Maza, en los hospitales designados como COVID-19 se llevó a cabo la reconversión, pero sin descuidar tratamientos para personas con enfermedades crónicas, consultas e intervenciones quirúrgicas de urgencias, adoptando todas las medidas de seguridad.

En el caso de ISEM, se especifica que se han llevado a cabo 21 mil 258 operaciones de diversa índole y en contraparte se han reagendado 13 mil 542, mismas que se atenderán en el momento en que el semáforo epidemiológico señale que es posible retornar a la nueva normalidad sin poner en riesgo a los pacientes.

A la par, realiza una importante tarea con la implementación del programa Entrega de medicamentos en casa, con el que benefician a más de 120 mil mexiquenses y que en los meses de confinamiento en casa ha entregado a adultos mayores y personas con enfermedades crónicas, más de 1.3 millones de medicamentos para mantener sus tratamientos.

De igual forma, el ISSEMYM informa que no ha suspendido tratamientos en pacientes, mediante la estrategia de ‘Receta resurtible’ que ha permitido otorgar un promedio de 4 mil 700 piezas mensuales de medicamentos para el tratamiento de hipertensión arterial y de 13 mil 700 piezas mensuales para diabetes mellitus, por lo que se ha atendido en sus farmacias un promedio por mes de 10 mil personas de la tercera edad.

De igual manera, como parte de los servicios de salud integrales, se han brindado más de 2 mil consultas en la atención del estrés post-traumático, con el apoyo de personal especializado.

Además, reitera la política de cero rechazo al derechohabiente que requiera acceder a los servicios de salud que brinda el Instituto a través de las salas de emergencias de toda su red de hospitales, siempre con apego a los protocolos de bioseguridad para prevenir infecciones.