Mejora asistencia privada medidas para proteger de contagio por Covid-19 a personas con discapacidad intelectual

0
256

REDACCIÓN

En beneficio de personas con discapacidad, el Centro de Apoyo y Rehabilitación Integral de Ayuda a Discapacitados, IAP, conocido como Hogar Caridad, implementó medidas de prevención sanitaria en sus instalaciones, reforzando estas acciones con capacitación para el personal y los beneficiarios.

Hogar Caridad es una institución legalmente constituida ante la Junta de Asistencia Privada del Estado de México (JAPEM), de la Secretaría de Desarrollo Social, fue creada en 1996 y se dedica a brindar servicios de desarrollo pedagógico y rehabilitación física a personas con discapacidad y de escasos recursos en el municipio de Nezahualcóyotl.

Actualmente la institución atiende a 23 personas con discapacidad, desde niñas, niños, adolescentes, jóvenes y personas adultas, ofreciéndoles un programa formativo que abarca educación primaria, secundaria, alternativas ocupacionales y computación, así como fisioterapia y terapia de lenguaje.

Debido a la pandemia, el Patronato de Hogar Caridad se dio a la tarea de implementar medidas de protección sanitaria y estrategias que les permitieran a sus beneficiarios seguir su formación académica, de manera virtual.

“Nosotros lo que seguimos haciendo es capacitar a nuestro personal con el que trabajamos, y al mismo tiempo trabajar con los papás, hablándoles sobre el tema de lo que es el coronavirus, hablando sobre las medidas sanitarias, no solamente en casa, sino también fuera de casa”, informó Ivonne Angélica Castillo, responsable médico de Hogar Caridad.

La Doctora Castillo explicó que las personas con discapacidad son mucho más vulnerables ante el riesgo de contagio, ya que algunos no se valen por sí mismos y dependen de su familia para mantener las medidas de protección sanitaria.

“Creamos un Triage, no solamente les enseñamos todo lo que deben de hacer al entrar a Hogar Caridad, sino también les capacitamos en qué consiste el Triage, capacitamos a los papitos sobre por dónde hay que entrar, ponemos señalamientos, les damos una orientación antes de entrar a la institución”, especificó la Doctora Castillo.

Una vez que se desinfectaron las instalaciones, y respetando las medidas sanitarias, los beneficiarios acuden en horarios escalonados y en distintos espacios a rehabilitación física, terapia de lenguaje o hidromasaje, según sus necesidades.

Los utensilios y espacios de trabajo se limpian frecuentemente y sólo acude el personal que dará la terapia, mientras que los familiares esperan en un espacio acondicionado y así respetar la sana distancia.

“Algunos no se valen por sí mismos, tenemos que ayudarlos, algunos pequeñitos que también no se mueven, no escuchan, no miran, se vuelve un trabajo complicado la pandemia para ellos, para nosotros, para los familiares, para los papitos, porque tenemos que trabajar en conjunto con los papitos, entonces se vuelve una situación muy vulnerable”, manifestó la responsable médico de Hogar Caridad.

La institución continúa apoyando a sus beneficiarios, ya que se trata en su mayoría de familias de escasos recursos, quienes han llegado a perder su empleo, además de que han tenido que incrementar sus gastos con la adquisición de cubrebocas de triple capa, gel antibacterial o caretas, para su propia protección.

“En este momento los servicios que recibimos de Hogar Caridad son mixtos porque asistimos de manera presencial y de manera virtual. De manera presencial recibe hidroterapia, terapia física, terapia de lenguaje y también asiste a la sala de estimulación múltiple y, por línea, pues es la cuestión académica”, comentó Adelaida Cruz Castillo, madre de Frida, de nueve años, quien padece parálisis cerebral mixta.

La madre de la beneficiaria destacó el apoyo que recibe de la institución, ya que aparte de las terapias, existe donación de paquetes de protección personal, que incluye cubrebocas, gel antibacterial y desinfectante, además que les han apoyado con despensas alimenticias

“En el caso de Frida es difícil que ella pueda expresarme algún dolor de cabeza o algo, o sea, tengo que estar vigilando alguno de los síntomas para detectarlos pronto y atenderla”, compartió la señora Adelaida.

“En el caso del uso de cubrebocas es complejo para ella, pues ella tiene sialorrea (producción excesiva de saliva), entonces la saliva humedece el cubrebocas y la indicación es cambiar constantemente el uso del cubrebocas y parece ser que no, pero económicamente eso sí requiere estar haciendo compras continuas de cubrebocas, obviamente ése ya no lo podemos utilizar y tenemos que comprar continuamente para la protección de ella”, añadió.

Los interesados en apoyar a la institución, Hogar Caridad requiere de la donación de gel antibacterial, líquido desinfectante, cubrebocas tricapa y guantes de látex, para ello pueden solicitar información a través de las redes sociales de la Junta, en Facebook @JapemEstadodeMéxico y Twitter @Jap_EdoMex, o al correo electrónico asistencia.privada@edomex.gob.mx.