TEEM, comprometido con la paridad y contra la violencia política hacia la mujer

0
262
Especial | 8 Columnas

 

Avanza en la ruta de ser un Tribunal Electoral abierto y transparente.

Resuelve con perspectiva de género y ratifica su responsabilidad de defender la democracia.

Por Isidro O’Shea / Lilia González

Siendo el principal objetivo del Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM) defender la democracia y los derechos político electorales de la ciudadanía, su magistrada presidenta, Leticia Victoria Tavira, recalcó que se avanza también en consolidar sus bases para ser un tribunal abierto, transparente, sensible, cercano y que resuelva con perspectiva de género, teniendo claro que dos de los retos principales que tienen en puerta son impulsar la paridad y erradicar la violencia política en razón de género.

Sostuvo que en el país y en el estado se ha avanzado en la creación de reformas para garantizar la paridad de género pero, dijo, no basta con la normatividad, sino hacer efectivo el principio, ya que si bien se ha logrado una conformación equilibrada en el Congreso local con un 49% de mujeres y 51% de hombres, la designación del servicio público sigue siendo tema pendiente, requiriendo que los gabinetes tanto del Ejecutivo como de los ayuntamientos también sean equitativos.

“Por ejemplo, en los encargos de presidentas municipales, los partidos políticos se encargaron de postular, de manera paritaria, de los 125 cargos, a 62 mujeres; había mujeres postuladas como candidatas a presidencias municipales y no tuvimos el 50% de los cargos de designación, esto quiere decir que la ciudadanía aún se niega a ver al frente a una mujer gobernando a un municipio”, agregó.

TEEM, comprometido con la paridad y contra la violencia política hacia la mujer - Feb 13, 2022
Especial | 8 Columnas

– ¿Nos puede contar un poco de su trayectoria en el ámbito electoral?

LVT: Mi carrera ha sido intermitente, llevo cerca de 15 años, pero no han sido continuos. Inicié en el 2002 como vocal de organización de la Junta Municipal de Toluca, ahí tuve la oportunidad de, por primera vez, involucrarme con la materia electoral, y después me dediqué a litigar, soy abogada de profesión, y como ahí no hay una percepción segura y en ese entonces también el litigio como mujer era complicado, decidí seguir buscando la oportunidad en la materia electoral, porque quedé enamorada.

– Muchas veces una o un abogado es muy positivista en la materia jurista, pero ahora que ha sido también politóloga, cuando llegan conflictos a instancias como el Tribunal Electoral, ya se tiene que dejar de lado la materia positivista, porque llegan problemas a veces sin previo antecedente, ¿cómo cohesionar esas dos partes?

LVT: El Tribunal, si bien es un tribunal de legalidad, un tribunal jurisdiccional, lo cierto es que resolvemos problemas políticos; no obstante, siempre tenemos qué resolver pegados a la normatividad y a la legalidad; pero como un tribunal de primera instancia, no podemos dejar de ver el contexto político de cualquier situación.

– Su trayectoria en sí ha sido en paralelo a la trayectoria de la democracia en México. ¿Cuáles cree que sean los principales retos que enfrentamos como ciudadanía, como líderes políticos, como entes, en general todo el escenario político?

LVT: La materia electoral ha evolucionado, sigue evolucionando, y en esta evolución deben estar incluidas la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Entonces, el reto seguirá siendo la constante de procurar la participación de las mujeres, que somos las que traemos este rezago histórico en la participación política y pública en la vida del estado.

– Es maravilloso ver que cada vez son más mujeres en puestos de tanta índole, de tanta importancia.

LVT: No podemos negar el avance que hemos tenido desde 2014 con la Reforma que incorpora el principio de Paridad en la Constitución; después, con la Reforma de 2019 de la Paridad en Todo, la complementaria de abril de 2020, pero no podemos dejarlo en la normatividad, ahora tenemos que llevarlo a la materialización, hacerlo efectivo; y también se está logrando, podría advertirlo en dos sentidos: en el avance en la participación política de las mujeres como candidatas y, después, como mujeres electas en puestos de decisión, en donde claramente creo que en el proceso electoral pasado se logró una igualdad en la composición de la Cámara de Diputados, un 49% (mujeres) y 51% (hombres). En ese aspecto vamos muy bien porque, en la medida de lo posible, tanto los partidos políticos, como las autoridades, estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo para incluir esta paridad en la postulación de mujeres.

Por otra parte, son los puestos de designación del servicio público, aquí la paridad -debemos de reconocer- que va más lenta porque a veces obedece a conclusión de encargos, hay cargos que quizá duran 15 años y quizá van en el año 10 del ejercicio, ahí no podemos mover a hombres para poner de tajo a mujeres, habrá que respetar los tiempos y términos de conclusión de esos encargos, pero en los puestos de designación, por ejemplo los gabinetes tanto de los ayuntamientos, como del Ejecutivo, ellos pueden organizar de manera inmediata un gabinete paritario.

El Poder Judicial tiene que esperar tiempos de designación por encargos, pero es algo que lo ha hecho, es algo que hay que aplaudirle al presidente Sodi (Ricardo Sodi Cuellar), que emite convocatorias exclusivas para mujeres y comenzar a ir cerrando brechas de desigualdad.

– Hemos tenido leyes afirmativas a favor de la mujer; sin embargo, ¿qué más podemos hacer, más allá de las reglas, de las instituciones, para que la cultura política de la ciudadanía cambie a favor de la mujer?

LVT: Justo cultura, creo que tenemos que avanzar en el tema de socializar, de acercarnos a la ciudadanía y concientizarla de que las mujeres también podemos participar en la política.

Por ejemplo, en los cargos de presidentas municipales, los partidos políticos se encargaron de postular de manera paritaria, de los 125 cargos, 62 mujeres; había mujeres postuladas como candidatas y no tuvimos el 50% de los cargos de designación, esto quiere decir que la ciudadanía aún se niega a ver al frente a una mujer gobernando a un municipio. De 62 espacios que había, se logró un mínimo avance de 43 mujeres; traíamos 39, algo es algo, pero no es suficiente, creo que los partidos políticos y las instituciones tenemos que llegar a concientizar a la sociedad, tratar de erradicar esta idiosincrasia machista que traemos en donde decimos que las mujeres no están preparadas para gobernar.

TEEM, comprometido con la paridad y contra la violencia política hacia la mujer - Feb 13, 2022
Especial | 8 Columnas

– En 2023, solamente habrá dos elecciones para gobernadores, Coahuila y el Estado de México, ¿ello incrementa las posibilidades de que veamos mujeres candidatas?

LVT: Por supuesto, es un anhelo de todas las mujeres por quererlas ver en estos puestos de decisión; recordaremos que en el proceso electoral pasado se logró que siete mujeres estén gobernando actualmente en el país, es un avance importante, porque había nueve mujeres a lo largo de un periodo en la historia de México, pero ahora hay siete de manera concurrente gobernando entidades federativas.

– ¿Qué sucederá en 2023 con dos espacios para las gubernaturas? ¿Dependerá del consenso político, de que las fuerzas políticas tengan esa voluntad de seguir impulsando el tema de la paridad?

– ¿Cómo explicarle al ciudadano común la diferencia entre el Tribunal Electoral y lo que hace el INE o el IEEM?

LVT: La diferencia es el Instituto Electoral, que es la autoridad administrativa local, es la que se encarga de organizar las elecciones, y el Tribunal resuelve los conflictos que puedan surgir con motivos de esa elección.

– Hay un término que lamentablemente nos está llenando el escenario político, que es la violencia política, y hay hombres que se niegan a verla, ¿cómo diferenciar cuando estamos hablando de violencia política de género o de violencia política en lo general?

LVT: Estamos acostumbrados a normalizar conductas reprochables, muchas de nuestras funcionarias electas han normalizado conductas y no logran detectar cuando existe violencia política de género y también esa es una tarea del Tribunal ahora. En el marco del Observatorio de Participación Política de las Mujeres tenemos como misión visibilizar el catálogo mínimo de conductas que ellas tienen qué conocer para no normalizarlas en el ejercicio del cargo.

– ¿Cuáles son las funciones del Observatorio?

LVT: La función principal del Observatorio de Participación Política de las Mujeres, que me honro en presidir, tiene como principal función procurar la mayor incorporación de mujeres en la vida política del Estado y los municipios a través de la difusión de los instrumentos que hay, para no permitir la violencia; entonces, se encarga de manera coordinada con las demás instituciones que lo conforman, de promover acciones y realizar actividades, nos regimos bajo un programa anual en donde las y los 33 integrantes del Observatorio (entre instituciones gubernamentales, partidos políticos, órganos autónomos y organizaciones de la sociedad civil), se comprometen a empoderar y a visibilizar a las mujeres.

– Hoy las librerías y bibliotecas están llenas de libros de las crisis y amenazas a la democracia, ¿qué piensa usted de eso?

LVT: Por supuesto, siempre habrá el comentario de que si no hay igualdad, no hay democracia; coincido en la afirmación porque una democracia debe ser participativa y la participación debe ser tanto de las mujeres y los hombres, soy una convencida de que la participación de la ciudadanía es indispensable para atender los temas del estado.

– ¿Cuál sería el mensaje que le daría a todos los mexiquenses que tienen o deben estar comprometidos con la democracia?

LVT: Desde mi trinchera, que es el Tribunal Electoral del Estado de México, sepan que cuentan con un tribunal que protege derechos político electorales de la ciudadanía, que cualquier persona que se sienta vulnerada en ese espacio tiene un tribunal abierto, transparente, con un pleno siempre sensible y siempre resolviendo con perspectiva de género, eso es muy importante porque cada asunto que recibimos lo vemos como si fuera propio. A la ciudadanía mexiquense les reitero, tienen un tribunal comprometido con ustedes, que trabaja por la legalidad, y un tribunal que siempre estará defendiendo la democracia.