Partidos sin registro tendrán presupuesto

0
116
Sin registro pero… El Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) confirmó que pese a perder el registro como partidos políticos, el Humanista y Futuro Democrático seguirán recibiendo prerrogativas -vigiladas a través de un interventor- para que cumplan con sus compromisos laborales y fiscales en lo que resta del año. (Foto: Victoria ACEVEDO)

Juan Gabriel GONZÁLEZ CRUZ

 

  • IEEM dará prerrogativas al Humanista y Futuro Democrático durante todo el 2015.

 

Aun cuando pierdan su registro como partidos políticos nacionales o locales, el Humanista y Futuro Democrático seguirán gozando de prerrogativas públicas hasta fin de año para atender temas laborales, fiscales y de proveedores.

Así lo determinó el presidente del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), Pedro Zamudio Godínez quien aclaró que por determinación legal y acuerdo del Consejo General, los partidos que tiendan a desaparecer por no haber alcanzado el tres por ciento de la votación válida emitida deberán cumplir con obligaciones económicas.

En entrevista Zamudio Godínez precisó para el caso de los dos partidos que están en la antesala de desaparecer, como son el Humanista y PFD, tendrán recursos económicos con vigilancia de un interventor mientras se lleva a cabo el proceso legal de pérdida de registro.

«Los partidos políticos tienen derecho a recibir prerrogativas todo el año porque así les fueron asignados y la prioridad de ese financiamiento es cubrir salarios, porque la gente sigue trabajando aunque no haya campañas. Los partidos, aun hayan perdido el registro, tienen a gente trabajando para concluir sus actividades», señaló.

En cuanto al Partido Futuro Democrático será un interventor del IEEM el que lleve a cabo la revisión fiscal; mientras que para el caso del Partido Humanista, por tratarse de un instituto político nacional, el IEEM se ajustará a los tiempos y acuerdos del INE para concretar su liquidación local.

«Finalmente, hasta que el Instituto Nacional Electoral determine en el caso de los partidos políticos nacionales que han sido liquidados por la pérdida del registro, todavía el interventor tendrá que seguir con los trámites administrativos y necesitará de recursos para cumplir con las obligaciones laborales, después los asuntos fiscales, luego los proveedores y hasta donde alcance», añadió.