lunes, mayo 27, 2024
InicioLocalToluca lucha por la prohibición de bolsas plásticas de un solo uso

Toluca lucha por la prohibición de bolsas plásticas de un solo uso

POR Pameli POPOCA 

La Ciudad de Toluca, conocida por su deliciosa gastronomía y sus sitios emblemáticos llenos de belleza e historia, también es reconocida como una de las más contaminadas del país, siendo así, que una persona nacida aquí a partir del año 2005 y que nunca haya dejado la ciudad, no ha respirado aire (lo suficientemente limpio) ni un solo día en su vida. Además, sus calles también se caracterizan por ser depósito público de basura, sin mencionar la cantidad de contaminación visual y auditiva que se puede encontrar en el centro de la capital del Estado de México.  

Sin embargo, hoy la urbe amanece un poco más optimista, un poco más sana y haciendo más honor a su nombre no oficial, Toluca la Bella. Este lunes entró en vigor la nueva adición al bando municipal de Toluca acerca de la sanción económica a la que se harán acreedores aquellos comercios y empresas que entreguen popotes y bolsas de un solo uso, lo cual queda prohibido, siendo la multa desde los $422.00 hasta los $8,500.00. Así, la autoridad toma cartas en el asunto de la protección al medio ambiente.  

Foto: VICTORIA ACEVEDO
Foto: VICTORIA ACEVEDO

La reacción por parte de comerciantes y consumidores ha sido diversa. En el cuadro principal de la capital, por mencionar un ejemplo, la mayoría de los famosos tamaleros que diariamente ofrecen sus productos a transeúntes que se dirigen a estudiar o al trabajo, han optado por aceptar esta medida de buena voluntad pues, aunque comentan que significa pérdidas económicas para ellos (pues lo que les costaba $50.00 en bolsas de plástico ahora les cuesta $80.00 en bolsas de papel), admiten que están conscientes de que estas pequeñas acciones pueden contribuir al mejoramiento del medio ambiente.  

Por otro lado, hay negocios que se reúsan a acatar el bando municipal, arriesgándose a recibir la multa, argumentando que trabajando en la ciudad es muy difícil que un transeúnte vaya preparado con alguna bolsa o recipiente para recibir sus productos, al igual que hay clientes que exigen que se les dé una bolsa pues no lleven en qué cargar las cosas. De esta manera, consideran que el peso de esta medida recae sobre ellos más que sobre los clientes. Otros, más fatalistas, mencionan que les parece absurdo querer salvar el medio ambiente prohibiendo las bolsas cuando, según ellos, es ya demasiado tarde.  

En efecto, nuestra ciudad va dando pasos hacia la consolidación de una comunidad de paz entre los ciudadanos y el medio ambiente, el caminar por Juárez o Los Portales y no ver tan contaminado (porque claramente aún hay mucho que hacer sobre la educación ambiental) es una experiencia que impacta al grado de desear hacer más, que nos involucra a todos en la tarea de mejorar nuestra calidad de vida. Aunque aún hay obstáculos para revertir el daño, gigantes, como las emisiones producidas por las empresas y el monstruo que es la movilidad en el Valle de Toluca, la esperanza está vigente en que construyamos entre todos una sociedad más limpia, por nosotros y por las generaciones venideras.  

PODRÍA INTERESARLE ...

MÁS LEÍDO