Voto, antídoto contra violencia

0
126

“El sufragio es la mejor arma para cambiar y hacer frente a hechos de corrupción

de algunos servidores públicos”: Miguel Barbosa.

El  presidente del Senado de la República, el perredista Miguel Barbosa, dijo que el Instituto Nacional Electoral (INE), sociedad, instituciones y partidos deben llamar a votar, porque cada elección es una oportunidad para decidir sobre el futuro que queremos.
En un comunicado, el senador aseguró que el mejor antídoto contra la violencia es el voto, porque a través de éste los ciudadanos expresan su convicción de decidir sobre los asuntos públicos, por eso todos deben acudir a las urnas el próximo 7 de junio y elegir a los representantes federales y locales.
Dijo que pese al miedo que puede suscitarse por las acciones del crimen organizado, el voto permite elegir a los representantes populares que deben hacer frente a temas diversos, entre ellos, el de la inseguridad.
El voto de los electores, dijo el senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), es la mejor arma para cambiar y hacer frente a hechos de corrupción de algunos servidores públicos. Barbosa Huerta habló sobre opiniones y estudios públicos que indican que puede presentarse un elevado abstencionismo; que más de la mitad de la lista nominal, integrada por 82 millones de electores, que no acudan a las urnas por diversos motivos.
“Resulta previsible que en una elección intermedia la participación disminuya, sin embargo y por la situación del país, deben incrementarse los llamados a votar. El INE, las organizaciones de la sociedad, las instituciones y poderes públicos y, por supuesto, los partidos debemos convocar a votar”, refirió.
Consideró que cada elección es una oportunidad irrepetible para decidir sobre el futuro que queremos construir como país. “Votar significa fortalecer nuestra democracia y participar en la definición de nuestro futuro”.
Indicó que la democracia no resuelve los problemas, pero constituye el método que siglos de evolución política revelaron como el más conveniente y civilizado para disputar el poder político en las sociedades modernas.
Recordó que en 1989 el Muro de Berlín desapareció y poco tiempo después se colapsó la Unión Soviética, con lo cual toda Europa volteó los ojos hacia la democracia.
Dijo que en América, en la segunda mitad del Siglo XX y lo que va de éste, la democracia se consolidó como el movimiento social y político más importante.
Países como Argentina, Brasil, Chile, Bolivia o Venezuela vivieron por largos años en medio de dictaduras, regímenes autoritarios y represivos, pero a partir de los años noventa experimentaron una transición hacia la reconciliación, indicó.
En el caso de México, resaltó, el voto ciudadano permitió terminar con el régimen de partido único y se avanzó hacia la pluralidad política en todos los ámbitos del poder público.