A mi manerA

1
70
Felipe Calderón Hinojosa. Inició el juego que perdemos por paliza.

Por Julio A. AGUIRRE

*Seguridad, un “juego” perdido.
*Ganan los “malos” por paliza.
*Nueve de 10 personas coinciden.

 

Si sale, sale. Si no sale, hay que volver a empezar. Todo lo demás es fantasía. Eduard Manet.

        Qué complicado resulta tocar el tema inseguridad que vivimos los mexicanos. La manera cómo está atacando el crimen organizado de forma clara, abierta, contundente, retadora y sangrienta al Estado mexicano se ha convertido en prioridad máxima. Más aún sobre la corrupción e impunidad, nos atrevemos a decirlo.

    Cifras alarmantes se siguen manejando en el Estado de México, al parecer, altas autoridades han  entendido que decir la verdad, por dura que resulte, será mejor que anunciar cifras maquilladas y por tanto engañadoras.

    La Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública reveló que nueve de cada 10 mexiquenses se sienten inseguros, mientras que estadísticas presentadas por el secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) y la organización Alto al Secuestro ubican a la entidad como la primera en la comisión de homicidios dolosos y secuestros.

     ¿Quién será ese uno de cada diez que no piensa igual que el resto? Seguramente las autoridades municipales y estatales.

    Eduardo Valiente, comisionado estatal de Seguridad Ciudadana, reconoció la concentración de 71 de las 122 Bases de Operación Mixta (COM) que operan a nivel nacional, es decir, cerca del 60 por ciento ubicadas en la entidad mexiquense, aun así el gobierno admite que sólo se ha lograron contener, pero no reducir, los delitos de alto impacto como homicidios y secuestro.

    Dicho A mi manerA y transportándonos a un parque de beisbol, el equipo que pierde 88 carreras a cero no pretende empatar el encuentro. Se conforman con que no les anoten más carreras.

    Finalmente reconocen que el pavoroso marcador en contra será imposible remontarlo; ahora lo que se pretende es evitar más carreraje en contra.

    ¡Cómo cambian las cosas en un lapso de dos sexenios. En antaño los encuentros entre “buenos” contra  “malos” no se veían tan disparejos, hoy existe una diferencia abismal.

    El entonces pítcher, Felipe Calderón Hinojosa, movió el “avispero” y las abejas asesinas se fueron en contra de la sociedad. ¿Por qué ella si es la menos culpable?

    Los aficionados al “Rey de los Deportes” decidieron en las urnas que entrara un relevo que prometía, lucía capaz, comprometido, con una recta de 96 millas, curvas venenosas, y el screwball  que envidiaría el propio Fernando “El Toro” Valenzuela.

    Misión complicada. Asignatura imposible. Con Peña Nieto vinieron cambios en el resto de las posiciones.
    El mexiquense logró “ponchar” a hombres muy peligrosos en el orden al bate contrario; lamentablemente otros le conectaban la bola y se la sacaron del parque.

    Estamos en la apertura de la novena entrada con el marcador 88 carreras para los malos contra 5 anotaciones de los buenos. No podemos ser conformistas y presumir que nos quitamos la “blanqueada”. La “paliza” no nos la quita nadie.

    Esta loca analogía puede no ser entendida por aquellos a quien el beisbol no les llama la atención.
    El resumen y hablando en castellano, todo indica que los “buenos” no sueñan con ganar,  la misión al parecer es evitar que siga avanzando.

     No más robos, no más asesinatos, no más secuestros, no más feminicidios.

    Suerte a nuestra novena representativa, aunque acá entre nos, no se observa cómo puedan lograrlo.

COMO VA…

    Realidad… “Es un estado (entidad mexiquense) grande en superficie territorial y grande por densidad poblacional, es una lógica muy clara, homicidios dolosos y secuestros no han ido a la baja, hemos incluso de mantener números para que no tengamos incremento”, expuso el comisionado estatal de Seguridad Ciudadana en el Estado de México, Eduardo Valiente Hernández.

    Pues sí, pero ya lo sabían ¿no?

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico: aguirre@8columnas.com.mx