A mi manerA

0
60
Partido Acción Nacional. Divisionismo y ambición.

* Nada PRI de “a muertito”.
* A partidos revueltos…
* Oposición en crisis.

Por Julio A. AGUIRRE

Una lengua puede herir más que un cuchillo, y una caricia curar más que un médico. Sergio Lubel.
Se viene señalando, tiempo atrás, que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) tiene los días contados en el poder. El proceso electoral del 2018 servirá para que alguien – ¿será acaso Andrés Manuel López Obrador, quien saque, por segunda ocasión de Los Pinos al partido que ha venido cediendo terreno durante los recientes procesos, todos dentro de la administración del mexiquense Enrique Peña Nieto?.
Fue Vicente Fox Quesada quien con sus promesas sacó de Los Pinos a las víboras prietas, tepocatas, alimañas y todo tipo de arácnidos. Fueron doce años alejados de la silla principal para los “revolucionarios”, siendo el mismo Partido Acción Nacional que con Felipe Calderón Hinojosa alargó a dos sexenios la llamada alternancia.
A vuelta de esquina tenemos 2018 y hoy el personaje que más suena para arrebatar otra vez el poder al PRI se llama Andrés Manuel López Obrador, amo y señor del partido Morena, quien día a día suma más adeptos a su causa.
No sabemos a ciencia cierta qué gusto le causaría más al político tabasqueño, si por fin conseguir su sueño de ser presidente del país, o salirse con la suya presumiendo que fue él quien sacó a la “Mafia del poder”.
Quien escribe ha señalado la complejidad del Revolucionario Institucional para retener el poder. Ha sido el sexenio donde la corrupción e impunidad, entre otras cosas, han surgido en forma alarmante.
Ciertamente, el sentir de la sociedad ha puesto en bandeja de plata al propio Obrador o cualquier otro (a) candidato para que el PRI se vaya a los nopales; sin embargo, está comprobado que los partidos políticos opositores son tan burdos que teniendo prácticamente la presidencia en la bolsa, tropiezan con la misma piedra y ¡se derrotan solos!.
Una cosa es ser tercos y otra muy diferente ser pende…
“NADA DE A MUERTITO”
Las únicas respuestas interesantes son las que destruyen las preguntas. Susan Sontag.
Ante la pérdida de algunas entidades en los pasados procesos electorales, el Partido Revolucionario Institucional ha perdido, obvio, muchos votos. Ha perdido fuerza incluso en estados donde ha ganado; ganar-perdiendo es clásico en la política.
Vemos, entonces que el PRI viene “nadando de a muertito”; cuando algunos lo dan por ahogado, sacan fuerza de la debilidad de sus oponentes y mantienen el poder, al menos en algunos importantes estados y, claro, en Los Pinos.
Gracias al actuar de los partidos políticos como Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática, cuando más oscuro se ve el panorama para el PRI, en 2018 pueden conseguir un triunfo sin mayor esfuerzo y seguir mandando en el país.
Es increíble e injustificable lo que viene ocurriendo con azules y amarillos. El pleito que traen es atroz. Un panismo dividido y un perredismo casi desaparecido presagia que unidos y/o separados, con Frente Amplio Democrático o sin él, están sepultando las aspiraciones; se están saliendo de la competencia, lo que dejaría, entonces, la lucha presidencial en un “mano a mano” entre El PRI y Morena.
Ante la desbandada de perredistas para irse con su viejo e inolvidable líder (AMLO) habrá que recordarle al último en salir, que apague la luz.
Frente a la ambición desmedida de Ricardo Anaya y una “bola de traidores”, pueden irse a refugiar en los lugares donde han ganado. Han vencido por el hartazgo de la sociedad para con los gobiernos priistas, no porque los azules sean príncipes.
Los partidos políticos, TODOS, están en crisis; solos y sus principios no son nada y no van a ningún lado.
Qué malos son los políticos para jugar póker. Se juegan su resto con un triste par de seises.
Ya empiezo a dudar, lo confieso, que en 2018 el Partido Revolucionario Institucional deje la silla presidencial.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.

Correo electrónico:
aguirre@8columnas.com.mx