viernes, marzo 1, 2024
InicioOpiniónA mi manerA

A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

* Oaxaca y la CNTE.
* ¿Se lo deben a Joaquín Guzmán?
* Guerra por la educación.

Educar a los hombres no es como llenar un vaso, es como encender un fuego. Aristóteles.

    Los hechos inesperados se tornan, por lógica, en sucesos asombrosos.

    Lo ocurrido en el estado de Oaxaca no lo esperaba ni el más optimista de los mexicanos.

    Flaqueado por Emilio Chuayffet, secretario de Educación Pública, y Eduardo Sánchez, vocero presidencial, el gobernador Gabino Cué dejó con el ojo cuadrado a propios y extraños al anunciar la desaparición del Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO).

    Para decirlo en palabras llanas la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), tendrán que hacerse a la idea, siempre y cuando sepan restar, porque de hoy en adelante no contarán con los privilegios que durante décadas los llevó a imponer su ley en el estado más atrasado del país en educación.

    Oaxaca, estado con niños y jóvenes pobres -educativamente hablando- pero con maestros hinchados de billetes que les deja hacer política y olvidando su compromiso, convicción y obligación con la entidad y con el país: enseñar.

    Ciertamente, una decisión de esta magnitud no surgió de la noche a la mañana, acción que debe pasar a segundo término.

    Hay quienes opinan que dicha acción debe agradecerse a Joaquín Guzmán Loera «El Chapo», y que el anuncio se dio -en medio de una tormenta- para amainar la tempestad que provocó la fuga del capo, el pasado 11 de este mismo mes.

    En este tema y conscientes de los recordatorios familiares que habremos de recibir por nuestro comentario, señalamos que en el supuesto de que así sea, autoridades estatales y federales siguen aportando, con defectos y virtudes- para que el hombre más buscado en el mundo sea visto como el personaje que con su fuga del penal El Altiplano, solucionó en días lo que en décadas no hicieron gobernadores y presidentes de diferentes partidos políticos.

    El anuncio (dicho) claro y contundente. La Coordinadora  Nacional de la sección 22 pierde el poder y el control del estado oaxaqueño. La Coordinadora tiene grilletes y no será tan fácil cerrar escuelas cuando les place, realizar marchas paralizando al Distrito Federal, tomando casetas, bloqueando autopistas y dañando lo que a su paso encontraban, sea edificio del palacio municipal, oficinas de partidos políticos, ataques al Congreso local, y desquiciar al Distrito Federal con sus marchas y plantones.

HASTA NO VER…

    La duda es el principio de la sabiduría. Aristóteles.

    Con la decisión tomada por el gobierno federal apoyado por el gobierno estatal y no al contrario como nos quieren hacer ver, son millones los que ganan y unos cuantos los que pierden.

    Los planes son  tremendamente halagüeños. Lo festeja la gran familia política (para quitarse el mal sabor que les dejó la fuga de Joaquín Guzmán), y lo ofrecen a la familia mexicana de a pie para que olviden -momentáneamente- la mencionada figura de rey de los escapes.

    Experiencias de sobra existen; sin embargo, para no cantar victoria a favor de los buenos.

    Gobiernos estatales y federales sucumbieron al chantaje y amenazas de la Coordinadora. Fueron ellos, PRI, PAN y PRD, quienes crearon al Frankestein educativo al grado que este los desconoció y los doblegó.

    Debemos ser cautos. La guerra educativa no ha terminado por el contrario, ¡recién empieza!, consideramos. Para muestra un botón.

    «La desaparición del Instituto Estatal de Educación de Oaxaca (IEEPO) es una provocación al magisterio», afirmó el líder de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, Rubén Núñez.

    Ahí está el poder del que hablamos. No hay respeto y menos sumisión ante los poderes ejecutivo, legislativo y judicial federal.

    La Coordinadora, de por sí poderosa, hoy se siente herida y traicionada.

    Para los maestros de la Sección 22 el anuncio traerá las mismas reacciones de la leona que ve como le arrebatan su cachorro.

COMO VA…

    Celebra… Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México en su calidad de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), celebró la decisión del gobierno federal y estatal, de ir hacia adelante en la aplicación de la Reforma Educativa en el estado de Oaxaca, en beneficio de la niñez y la juventud estudiantil de aquella entidad.

    «La Reforma Educativa es la más importante, la primera que impulsó el señor presidente Enrique Peña Nieto y todos los gobiernos locales estamos obligados a hacer la parte que nos toca para que esta reforma tenga vigencia y se traduzca en mayor calidad educativa para nuestros alumnos que son quienes nos deben preocupar y ocupar siempre», dijo.

    Correo electrónico:
 aguirre@8columnas.com.mx

PODRÍA INTERESARLE ...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO