A mi manerA

0
125
Fernando Baz Ferreira. Dolor de cabeza de los diputados.

Por Julio Alejandro AGUIRRE PADILLA

*¿Y el Poder?

*PRD, se lo acabaron.

*Operativos nocturnos

Inteligencia militar son dos términos contradictorios. Groucho Marx.

El Poder (legislativo) no ha podido. Desde la llamada “Casa del Pueblo” (Congreso del Estado) siguen saliendo muchos dichos y la sociedad viendo muy pocos hechos. Puro atole con el dedo, o mucho ruido y pocas nueces.

Ahora resulta que a través de la Diputación Permanente, la Comisión de Vigilancia del Órgano Superior de Fiscalización solicitó a la Junta de Coordinación Política (Jucopo) la suspensión temporal del auditor superior Fernando Valente Baz Ferreira, a fin de que atienda el proceso de remoción de su cargo al que está sujeto luego de señalar que no cumplió satisfactoriamente con las facultades y atribuciones establecidas en la Ley de Fiscalización Superior de la entidad.

El hoy muy comentado personaje es, para decirlo pronto, un indeseable para el Grupo Parlamentario de Morena…y cómo estos son mayoría, resulta obvio saber quién a la larga saldrá ganando.

Reconocen los diputados que en sesiones de trabajo con el auditor quedó evidenciado el trabajo poco efectivo respecto de distintos entes que presentaron graves irregularidades financieras, así como la carencia de respuestas sobre las causas y responsables de evidentes anomalías en el ejercicio de los recursos públicos.

Es aquí donde no entiendo. Ya le dieron oportunidad –a Fernando Valente Baz Ferreira- de defenderse y a decir de los quejosos no la libró. Si tienen los pelos de la burra en la mano (documentación verídica), si son los mandones en la LX Legislatura ¿cómo es que no lo han botado?

Varios son los milagritos que trae colgando el señor Fernando Baz Ferreira, sin embargo se aferra a la chuleta grande y jugosa que le deja el cargo (en política ya nadie va por huesos, los huesos para los perros).

Las circunstancias, los tiempos, derechos y otro tipo de excusas podrán argumentar los diputados; el caso es que no han podido salirse con la suya. ¿Poder (legislativo) para no poder?

  YA LO PASADO…

Añorar el pasado es correr tras el viento. Proverbio ruso.

Presumir del poder en pasado cuando el presente es desastroso no es del todo recomendable. Yo fui o yo tuve, no es yo soy y yo tengo. Omar Ortega Álvarez, diputado local de lo que queda del Partido de la Revolución Democrática (PRD), recordó que el sol azteca ha dado rumbo al país en su vida democrática, es el instituto político donde se han conseguido los mejores derechos humanos para todas las personas, donde hoy se cristalizan los temas tan importantes de la mujer que son tema de relevancia nacional, dijo.

Podemos aceptar lo dicho, pero en el presente nos habló del pasado.

Aun cuando se lograron grandes cosas en materia constitucional, no han sabido convivir como hermanos, como compañeros dentro del mismo partido y eso los ha llevado a varios descalabros que los tienen en esta situación.

¿Hermanos, compañeros? En el PRD no saben el significado de ambas palabras. Han sido –porque ya ni eso son- grupo de tribus, guerreros que con el cuchillo entre los dientes pelearon a muerte contra ellos mismos. Una bola de ambiciosos que fueron por las cabelleras de los enemigos (su propia militancia), antes que enfrentar a los “cara pálida”.

“Hemos sobrevivido a la adversidad, quienes han querido desaparecernos se han quedado con las ganas, hoy en el PRD se mantiene una base importante de militantes y simpatizantes decididos a fortalecer sus estructuras y hacer de esta su mejor campaña de afiliación de los últimos años y el Estado de México será la entidad que más afiliados aporte a las filas del sol azteca”, concluyó Ortega Álvarez.

Pasado del PRD: Crecimiento. Presente del PRD: Desastroso. Futuro del PRD: Desaparición.

Auténticos tecolotes… justamente era el apodo, en mis tiempos y en mi rancho, con que se conocía a los policías. Hoy el apodo les queda como anillo al dedo tras el anuncio del gobierno municipal de Toluca sobre el operativo para la detención de personas que depositan residuos urbanos en la vía pública, con el fin de remitir a los responsables a la Oficina Calificadora y evitar se repliquen este tipo de actividades.

Quien sea sorprendido en esta vergonzosa práctica deberá cumplir una sanción de arresto de 24 a 36 horas y por contaminación urbana una multa económica de hasta $8,449.00.

Por algo se empieza aunque el Ayuntamiento de Toluca no tenga ni los elementos, ni la manera de movilizarse. Quienes con esas prácticas envenenan la atmósfera se amparan bajo la oscuridad, y si de día no se aparece ninguna &/%#) patrulla, de noche menos. En fin.

Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también ame, puedo seguir hasta el final…A mi manerA