viernes, abril 19, 2024
InicioOpiniónA mi manerA

A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

César Camacho Quiroz. Inconformes  "se levantan en armas".
César Camacho Quiroz. Inconformes
«se levantan en armas».

* ¿Unidad priísta?
* «Juan sin miedo».
* Partidos «abiertos».

Las revoluciones no se hacen por pequeñeces, pero nacen por pequeñeces. Aristóteles.
Al menos, en el Estado de México, militantes del partido tricolor están echando por tierra la frase favorita de César Camacho Quiroz, presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional. «Unidos, al PRI nadie le gana».
Ayer se sumó el municipio de Lerma a la larga lista de inconformes por la supuesta imposición de Jaime Cervantes a la alcaldía.
Quien minimice el hecho estaría siendo cómplice de posibles hechos lamentables.
Inconformes de otros ayuntamientos han amenazado con bloqueos a carreteras federales; ayer en Lerma, autoridades municipales tuvieron que enviar a varios policías a rescatar la sede del partido donde molestos militantes tenían tomada.
«Exigimos transparencia en el proceso o de lo contrario activaremos la maquinaria», amenazaron.
Sabedores de que se llegaría a estos extremos hemos seguido de cerca antes, durante y después del proceso para registrar candidatos a cargos de diputados y presidentes municipales, observando que la bola de nieve más que debilitarse, se fortalece.
La fiesta de algunos -los señalados por el dedo- se ha convertido en la pesadilla de muchos -los ignorados-, asimismo, de dirigentes municipales, estatales y nacionales.
Dura prueba para César Camacho Quiroz y Carlos Iriarte Mercado, dirigente estatal y nacional del partido tricolor, respectivamente.
Ciertamente, ellos han sido también beneficiados por el dedo, y tienen asegurada su curul en el Senado de la República; su obligación, sin embargo, será calmar las aguas y «desarmar a los revolucionarios» antes de abandonar sus cargos.
Indudablemente, lo que estará en juego el próximo 7 de junio en la entidad es la conformación de la bancada en la Legislatura local y el Congreso de la Unión, además, de la disputa por 125 ayuntamientos; no obstante, los líderes del PRI saben que esto va más allá, que los resultados influirán, en importante medida, para el próximo proceso electoral donde se revocará el mandato gubernamental, y casi de la mano la sucesión presidencial.
Ya veremos si Camacho Quiroz e Iriarte Mercado llegan al Congreso de la Unión con estrellita en la frente o con un horroroso tache, lo que desanimará al priísta número uno del país: Enrique Peña Nieto.
«JUAN SIN MIEDO»
Los hombres rara vez tienen el valor suficiente para ser extremadamente buenos o extremadamente malos. Nicolás Maquiavelo.
Para demostrar lo contrario a quienes lo tachan de priísta vestido de panista, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, candidato a la alcaldía de Toluca manifestó que «con dinero público no permitiremos que ganen la elección».
Acusó a los priístas de la indiscriminada entrega de despensas y otros productos en la zona norte del municipio.
«Hay tanto dinero en esta elección a favor de un candidato que ya perdieron el control. No vamos a permitir que esta elección se gane con dinero público, porque entonces sí nos van a ganar», dijo.
Para concluir, Juan Rodolfo Sánchez Gómez hizo un llamado a la ciudadanía, a otros partidos y a miembros de mi partido a unirse a mi proyecto, Juan Rodolfo Sánchez Gómez no tiene nada que temer, por eso doy la cara, apuntó.
Se llama Juan Rodolfo Sánchez Gómez, sus allegados le dicen «Juanro», y después de dichas declaraciones seguramente se ganará el mote de «Juan Sin Miedo» o «Juan Pistolas».
SON LO MISMO
El vicio es un error de cálculo en la búsqueda de la felicidad. Jeremy Bentham.
Cuando mostramos nuestro rechazo a las alianzas electorales, mostramos, obviamente nuestra inconformidad sobre todos los partidos políticos en el país, sin embargo, cumplimos con nuestra convicción de sufragar en tiempos electorales. No lo hacemos por partidos, lo forjamos por los candidatos que se vean más humildes y veraces. Justamente en la búsqueda de dichos requisitos es que cada proceso electoral nos cuesta
más trabajo votar por candidatos que imponen los partidos políticos.
Esas coaliciones donde el poderoso (partido) quiere seguir siéndolo, y donde el débil (partido) se aferra a permanecer en la selecta lista de quienes reciben millones de pesos por prerrogativas son, desde nuestra perspectiva, el grave mal de nuestra democracia.
El Partido del Trabajo nació y así se quedó. Su crecimiento ha sido más por las negociaciones que pacta con los «partidos grandes» que por sus ideales.
Joel Cruz Canseco, líder del PT en el Edomex habló sobre el rompimiento con el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y su alianza con el Partido Acción Nacional.
La alianza con el PAN ha estado ahí  desde el año pasado, incluso se había hablado de una alianza con los tres partidos PAN, PRD y PT, sin embargo, nunca se dio, entonces decidimos aliarnos con el partido (PAN) que tiene el mismo interés que nosotros «anteponer los intereses de la ciudadanía al propio».
Si en esta ocasión no se pudo -alianza con el PRD- esperamos que en un futuro si se pueda dar «como partido seguiremos abiertos y con una relación institucional con el perredismo del Estado de México», concluyó.
Todas las opiniones son respetables pero no compartidas.
«Anteponer los intereses de la ciudadanía al propio» se ha vuelto frase recurrente en todos los partidos políticos, sin embargo, reza el refrán: «dime de que presumes y te diré de que adoleces».
Las coaliciones electorales tienen un fin. El partido grande busca no perder su altura, y el partido chico también, perder su altura significaría desaparecer del mapa electoral. Ahí se ven.
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA
Correo electrónico:
aguirre@localhost

Artículo anterior
Artículo siguiente
PODRÍA INTERESARLE ...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO