domingo, abril 14, 2024
InicioOpiniónA mi manerA

A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

Instituto Electoral  del Estado de México.  Más nubarrones en su entorno.
Instituto Electoral
del Estado de México.
Más nubarrones en su entorno.

Dios libra de la angustia al justo, y en su lugar pone al malvado. Salomón.
Para el bien de pocos y mal de muchos, ayer, se dio el banderazo de salida para que partidos políticos y candidatos inicien sus campañas con rumbo al proceso electoral del 7 de junio del 2015.
Lo que en el país debiese ser una fiesta democrática, se ha convertido, en un «reventón político», donde los protagonistas se meten hasta el plato de sopa que los ciudadanos ingerimos.
¿Y todo para qué?, apunta una canción.
El tiempo nos ha dado la respuesta. Para que el país siga hundido y para que unos cuántos alcancen dinero y poder.
El rechazo ciudadano hacia los partidos se incrementa día a día por lo que hoy la mayoría de votantes sufraga por candidatos no por colores y siglas partidistas de quien los postuló; sin embargo, con el voto a la persona se extiende un cheque para el instituto político que lo colocó.
Procesos electorales de todo tipo han dejado la enseñanza que cada tres o seis años nos repiten. Diputados locales y federales vienen y van; van y vienen presidentes municipales, lo mismo gobernadores y presidentes. Y el pueblo sigue comiendo esperanzas y escuchando ofertas que nunca, en su totalidad, cumplen.
Cascadas de dinero se emplean para que la sociedad elija no al mejor candidato, sino al menos peor.
La democracia en México cuesta a los ciudadanos un ojo de la cara, un brazo y una pierna. Por ello, este México lindo y querido continúa tuerto, manco y cojo en la materia. Se invierte lo que no se tiene, en cumplir el capricho de los partidos políticos y sus elegidos.
Nada nuevo bajo el sol al arranque de las campañas. Los mexicanos han aprendido a sobresalir con el condicionante de comer una de dos sopas, y siempre nos toca la de jodeos porque la de fideos es para esa gran familia política que tenemos.
Preparémonos, pues, para soportar intensos días de una guerra sucia entre candidatos y partidos; batallas que sirven para que el ciudadano abra mejor los ojos y dónde, pese a que ganen en las urnas, candidatos y partidos alcancen los objetivos tintos de lodo, y, en algunos casos, de sangre.
En el país, tronaron las puertas y ya brincaron los caballos -también hay yeguas- en una carrera donde no ganará ni la más bonita, ni el más ligero, tampoco el que más promesas prometa. Cruzará la meta quien más fondo y fondos ($$$) lo respalde.
IEEM, POLVORÍN
Cuando estés colérico, cuenta hasta diez antes de hablar; si lo estás mucho, cuenta hasta cien. Thomas Jefferson.
Desde la integración de los nuevos consejeros del Instituto Electoral del Estado de México, dicha instancia se ha visto inmiscuida en temas espinosos y escabrosos, provocando resquemor en los partidos participantes.
No es que el proceso electoral inicie mal en el arranque de las campañas, está mal desde antes. Lamentablemente, los consejeros se han metido en el ojo del huracán y no se ve como salgan bien librados.
El pasado jueves, 10 de los 11 partidos, abandonaron el recinto del IEEM porque tres consejeros -Palmira Tapia, Miguel Ángel García y Gabriel Corona-, vulneran el principio de equidad de género en la designación de sus candidatos.
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) no dejará que los consejeros se extralimiten en su función, más, cuando algunos intentan entrometerse en la vida interna de las fuerzas políticas y no son capaces de respetar sus propios acuerdos en las mesas políticas, expuso el representante del PRI Eduardo Bernal Martínez.
«Lo que se aprecia de la reacción de tres de los siete consejeros es una ingobernabilidad en el órgano electoral, es serio el problema en cuanto a la administración del proceso electoral y no es sano para la incipiente democracia del Estado de México», expuso Javier Rivera, del Partido de la Revolución Democrática (PRD).
Hablamos en nuestro comentario inicial de los candidatos y partidos políticos como responsables de nuestra jodida democracia; perdón por omitir a los consejeros electorales, esos que, reiteramos están para escuchar consejos y no para otorgarlos.
COMO VA…
De regreso… desde la óptica de Óscar Sánchez Juárez, presidente del Partido Acción Nacional en el Estado de México, el blanquiazul está de regreso con más fuerza, mejor preparado y con un posicionamiento entre la ciudadanía que lo llevará a ser la primera fuerza política del país, empezando desde el Estado de México.
Sánchez Juárez ve un país con una deteriorada economía, una nación dolida por la violencia y manchada por la corrupción, por lo que saldrán a la calle a buscar el voto ciudadano y cambiar el rumbo del país desde el Congreso.
«Sin querer queriendo…» tras anunciar que su partido (PRI) mantendrá una actitud propositiva y respetuosa de quienes piensan distinto y por ello no recurrirá a la guerra sucia en sus campañas, César Camacho, dirigente tricolor, agregó: «superaremos a una izquierda que, literalmente, no se halla; atada a sus contradicciones, a sus eternas pugnas domésticas; que donde puede, es clientelar como nadie, además que llevó a delincuentes al poder, y desde el gobierno del estado de Guerrero fue incapaz de combatir, sino es que solapó a los que cometieron un abominable crimen y ahora pretenden evadir su responsabilidad, expuso.
«Inspirado» en su discurso CCQ para todos tenía y otro que recibió lo suyo, es Andrés Manuel López Obrador, advirtiendo que no tenía mucho que hacer en la contienda democrática. El político tabasqueño «no estudia, ni trabaja», y con los pretextos que siempre evade explicar cómo financia su eterno y costoso activismo político, expuso.
Para morirse de risa. No terminaba de anunciar una actitud propositiva y respetuosa de quienes piensan distinto, el mexiquense tricolor se le va a la yugular al Partido de la Revolución Democrática y al «dueño» del partido MORENA.
Más allá de la razón o sinrazón en sus explicaciones qué alguien le recuerde a Camacho Quiroz que «el que se ríe se aguanta».
Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final…A mi manerA.
Correo electrónico:
aguirre@localhost

PODRÍA INTERESARLE ...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO