martes, abril 23, 2024
InicioOpiniónA mi manerA

A mi manerA

Por Julio A. AGUIRRE

* Bienvenido y adiós.
* Crecen los «atrabancados».
* Los enemigos de México.

El hombre no vive, como las bestias salvajes, en un mundo de cosas meramente físicas, sino en un mundo de signos y símbolos. Pitigrilli (Dino Segre).

    No habrá forma de brincarse ciertos protocolos que en muchos casos resultan innecesarios, preguntamos.

    Vimos la foto acostumbrada donde Alejandro Villar del Mazo luego de escuchar con atención al alcalde de Toluca, Braulio Antonio Álvarez Jasso levanta el brazo y deja escuchar la frase: «Sí, protesto».

    Debería de «protestar» porque su designación como titular de la Dirección de Seguridad Pública y Vial de Toluca tendrá una duración de tres meses.

    Viene a nuestra mente viejas escenas de película mexicana: «Ya llegué, vieja; ya me voy, vieja»; 90 días apenas para irse acomodando en la silla. En un cerrar y abrir de ojos tendrá que dejar el cargo, y la ciudadanía no sabrá realmente si la capacidad de Villar del Mazo daba para más.

    Afortunadamente, el nuevo titular de la policía municipal sabe que luchará contra reloj, por lo que aseguró no es momento de innovar en la búsqueda de brindar tranquilidad a la población de la capital mexiquense.

    Se dio tiempo, sí, para destacar que el municipio de Toluca ha venido dando resultados en materia de seguridad prueba de ello, resaltó, es que la comisión de delitos ha venido a la baja en los últimos años y meses.

    Opinión -muy respetable- vista desde su cristal, espejo diferente al de la mayoría de la población. De aquella bella y tranquila Toluca no queda más que el recuerdo. Culpa de ello tienen los gobiernos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y el IVA que pagamos los ciudadanos durante los nueve años que el Partido Acción Nacional (PAN) asumió el mando en la capital del Estado. Ya vine, vieja; ya me voy vieja.

DOS ATRABANCADOS

    La única manera de ser seguido es correr más deprisa que los demás. Francis Picabia.

    Las cosas no caminan como lo había prometido el Partido Revolucionario Institucional y lo esperaba la sociedad, en el regreso al poder del tricolor. Tema prioritario debiese ser con la obligación lógica de hacer algo, pero ya, para que la ciudadanía pueda rescatar algo en el resto del sexenio del presidente mexiquense, Enrique Peña Nieto.

    A dicha preocupación se une el triunfo de Jaime Rodríguez Calderón, conocido como «El Bronco», que los «aplastó» en el estado de Nuevo León, quitándoles el poder y evidenciando, además, al exgobernador del Partido Revolucionario Institucional, quien podría seguir los pasos de Andrés Granier, exgobernador de Tabasco.

    El nuevo fenómeno político -«El Bronco»- se suma a la pesadilla que vive el PRI en los últimos 18 años en la figura de Andrés Manuel López Obrador, aferrado en acabar con «la mafia en el poder».

    Ya no es uno son dos los «locos atrabancados» que atacan por los flancos a un Partido que ha quedado lejos de las perspectivas prometidas, con todo y sus cacareadas reformas que moverían a México.

    Aquí lo señalamos y repetimos en su momento. La actual administración no dará a los mexicanos los frutos prometidos y deseados. Sembró la semilla para que notros vengan y cosechen, o desgracien más a la ciudadanía.

    El presidente de México ha hecho referencia sobre el riesgo de caer en el populismo. Opinión y visión futurista netamente política sí, opinión y visión  netamente, también partidista.

    Conservar el poder en 2018 le va a costar al Partido Revolucionario Institucional uno y la mitad del otro.

 COMO VA…

    Catálogo… desde la perspectiva de Alfonso Navarrete Prida, titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, los enemigos de México son muy claros: la pobreza y la ignorancia, la inseguridad y la injusticia, el atraso y la marginación. Los mexicanos, dijo, seguiremos librando con perseverancia la batalla contra dichos enemigos.

    En el catálogo de enemigos de Navarrete Prida le faltaron dos, seguramente los más implacables: Corrupción e impunidad.

    Tal vez lloré o tal vez reí/ tal vez gané o tal vez perdí/ ahora sé que fui feliz y si lloré también amé, puedo seguir hasta el final… A mi manerA.

Correo electrónico:
 
aguirere@8columnas.com.mx

PODRÍA INTERESARLE ...

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS LEÍDO