Letras de Juan Gabriel

7
71
Alfredo del Mazo, el dilema de la reconstrucción.

Por Juan Gabriel González Cruz

Del terremoto a la tentación de la deuda

Ni en el peor escenario el gobernador Alfredo del Mazo Maza y su equipo tenían presupuestado un inicio de gestión envuelto en la catástrofe.

Desde el terremoto del 19 de septiembre, a sólo tres días de arrancar el sexenio, los integrantes de la administración andan tronándose los dedos porque la atención de la emergencia y el proceso de reconstrucción de viviendas, escuelas y todo lo siniestrado por el sismo implica dinero. Como suele suceder en cada cambio de gobierno los recursos son limitados; la solvencia escasea, al menos en lo visible.

Por el momento (saldo preliminar que sigue aumentando) son 3 Mil 388 escuelas con afectaciones, casi 500 tendrán que ser reconstruidas en su totalidad; más de 2 Mil casas averiadas, 800 de ellas totalmente inhabitables; y 200 iglesias dañadas que seguramente tendrán factura en el gobierno por tratarse de bienes de la nación, aunque en realidad son manejadas por el clero.

La dimensión de la tragedia habrá que traducirla al presupuesto y es aquí donde las predicciones le quitarán la risa a cualquiera.

El secretario de Finanzas, Rodrigo Jarque, seguro no duerme de pensar el costo que alcanzará la reedificación de casas, escuelas, templos y otra infraestructura; peor aún resultará pensar y resolver de dónde saldrán los recursos, porque en sí mismo el Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) no será suficiente, en el entendido que el Estado de México no es la única, ni la entidad con mayores daños por el temblor. Aunque también el estado tiene un fondo para la atención de desastres.

Algunos analistas consultados por esta columna anticipan que una de las salidas que ya están en la mente del gobierno es en la contratación de deuda, es decir, aumentar los pasivos mexiquenses. Para empezar, habrá que conocer si el gobierno del estado ya hizo uso del margen de 3 Mil 400 Millones de pesos que se contemplaron como nueva deuda para este 2017, de acuerdo con el Paquete Fiscal.

Sin embargo, los mismos conocedores del tema financiero sostienen que el gobierno mexiquense no está del todo en aprietos. Hay cuentas en las que se advierte que para este año el Edomex estaría recibiendo al menos 10 Mil Millones de pesos como excedentes de aportaciones y participaciones federales. Es decir, que el presupuesto del gobierno pasaría de 260 Mil Millones de pesos a poco más de 270 Mil Millones.

Si este último apartado se cumple, no habría problemas para superar la contingencia. Además, el gobierno tampoco se puede quejar, pues la solidaridad de los mexiquenses se volcó con la ayuda humanitaria sin precedentes a los municipios y comunidades más lastimadas. ¿La tentación de la deuda o la eficiencia de recursos?

CANCIÓN, DICHO O REFRÁN

Es mejor acostarse sin cenar, que levantarse con deudas. (Benjamín Franklin)

Actualmente las cifras de la deuda del Estado de México son variadas, según las dependencias que manejan este tipo de información.

 

Mientras el Portal del Gobierno del Estado de México reporta una cifra de $39,737,196,385.67 como Deuda Pública Consolidada al 30 de junio de este año; en los Informes Trimestrales de Finanzas Públicas se presenta una cifra de $42,403,804.8 miles de pesos como Pasivos del Gobierno del Estado de México, también con corte al 30 de junio del 2017; pero el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP), del Congreso de la Unión, en su publicación  Obligaciones Financieras de las Entidades Federativas de México, dice que al Segundo Trimestre de 2017 el Estado de México tiene una deuda de $46 mil millones de