Long Way Up

0
461

POR Alfonso FAURE

La semana pasada comencé a ver una serie que me recomendó mi papá y que habla de dos de mis hobbies favoritos: Vehículos y viajes. La serie, o más bien la docu-serie es protagonizada por Ewan McGregor, o como muchos lo conocemos: Obi-Wan Kenobi, y Charley Boorman que se reúnen por otra vez para documentar, filmar y narrar su larga travesía en motocicleta por diferentes partes del mundo. Para la tercera entrega, el viaje es de 13,000 millas (20,921km) desde Ushuaia, Argentina hasta Los Ángeles, California, pasando por la mayoría de los países de Sudamérica, Centroamérica y finalmente cruzando por Mexico.

La gran diferencia de este viaje con los otros dos, es que ahora lo realizan a bordo de vehículos amigables con el medio ambiente. En primer lugar, Ewan y Charley viajan en dos motocicletas totalmente eléctricas que Harley Davidson fabricó especialmente para el viaje… sí, la misma Harley Davidson que hace no mucho era símbolo de gasolina, ruido y rock n’ roll. Mientras que el equipo de producción iba en dos camionetas pick-up eléctricas marca Rivian, aun siendo modelos de preproducción, matriculados con número de serie 0000001 y 0000002, que se terminaron a dos semanas de que iniciarán el viaje en Argentina.

 

La serie por si sola, está muy bien producida y editada, por lo que es bastante entretenida al mostrar los diferentes paisajes y culturas que hay en toda América, desde la nieve y los glaciares de la Patagonia, pasando por el desierto de Atacama y el altiplano Bolivariano hasta la junglas tropicales de Ecuador y Centroamérica. Sin embargo, lo que más me llamó a atención es el tema de realizar el viaje con vehículos totalmente eléctricos, sin ningún tipo de motor de combustión interna como soporte. El problema es que, durante la serie, el equipo atraviesa lugares bastante remotos que no cuentan con electricidad conectada a la red nacional, por lo que recargar las motocicletas es bastante complejo: pero con las diferentes soluciones que presentan en el programa, te das cuenta de que el uso masivo de la electricidad y el uso de energías renovables está más cerca de lo que creemos, o lo que algunas autoridades quieren creer.

En estos lugares remotos, los habitantes se las ingenian para poder tener energía, con el uso de paneles solares, aerogeneradores o la caída del agua de las montañas. Por otro lado, Harley Davidson desarrolló un cargador, que, si bien no es ultrarrápido, sirve perfectamente para conectarse en cualquier contacto doméstico de 120V y cargar las motocicletas por las noches. Además, Rivian decidió que no solo participaría en el proyecto fabricando las camionetas, sino que también instaló cargadores ultrarrápidos a lo largo de la ruta que pudieran utilizar las motos y coches. Finalmente, los vehículos eléctricos también muestran tecnología que sirve para aumentar el rango de estos como regenerar la energía del movimiento al descender una colina o al momento de frenar, o que las pickup pueden recargar bastante energía al ser remolcadas por un rato.

 

Esta serie habla de que cuando se quiere, se puede; y que a pesar de que la transición eléctrica en Centro y Sudamérica está bastante retrasada comparada con Europa o Norteamérica, el futuro es hacia la movilidad eléctrica nos guste o no. En el mundo cada día están naciendo empresas nuevas de movilidad eléctrica como Tesla o Rivian; o las marcas “de siempre” están migrando a este formato, como Harley ofreciendo su motocicleta eléctrica o GM reviviendo a la Hummer, ahora eléctrica y moderna.

En algún parte de la serie McGregor comenta: “Este viaje eléctrico no lo hicimos porque Charley o yo seamos medioambientalistas, lo hicimos porque la movilidad eléctrica es el futuro”. Así que renovarse o morir porque el mundo sigue girando, aunque no queramos.

Notas adicionales

El pasado 28 de enero, General Motors (la empresa americana con las mayores ventas y la empresa que más exportaciones realiza en México) anunció que para el 2035 solamente venderá automóviles con cero emisiones a la atmosfera, es decir totalmente eléctricos. El plan es que para el 2040 sean una empresa carbono-neutral por lo que dejarán de hacer coches de combustión, incluyendo los híbridos. Este anuncio se conjuga con el cambio de logo que presentaron a principios de enero, que presenta las letras G y M en minúscula y muestran un diseño que recuerda a la entrada de un contacto eléctrico.