Elena García M. enfrenta el rechazo de la militancia

0
376
Foto: Especial

 

Por Daniel Nájera Lozano

Tultitlán, Méx.- Sin respetar el género a candidato masculino, Elena García quien enfrenta una mala imagen y el rechazo de los habitantes de Tultitlán por su deshonesto y mal gobierno, intenta reelegirse por quinta ocasión. Ya fue regidora, una vez diputada local, dos veces Presidenta y de nueva cuenta quiere se le apoye para ser de nuevo nominada a alcalde, eso se llama abuso de poder con corrupción.

Militantes del partido político del Movimiento de Regeneración Nacional, piden que se respete el género asignado para la alcaldía de Tultitlán y se destierre “el dedazo e imposición” que pretenden imponer algunos “compañeros” de la dirigencia nacional y del Estado de México de MORENA. De no atender el llamado de los simpatizantes morenistas, este instituto político corre el riesgo de dejar de gobernar el municipio.

Morenistas impulsores de la Cuarta Transformación en Tultitlán, denunciaron que si los dirigentes nacionales y estatales de MORENA, continúan manoseando el proceso de selección de sus aspirantes a candidatos a puestos de elección, se puede interpretar como una traición al pueblo. Prueba de ello imponer por quinta ocasión a una persona “grisácea y oscura” políticamente, como Elena García Martínez, actual alcaldesa de Tultitlán.

Elena García Martínez, quien desde el inicio de su gestión como Presidenta Municipal evadió todo compromiso político con la gente que voto y la llevo por segunda ocasión a ocupar la silla de la alcaldía de Tultitlán, pretenda reelegirse por quinta ocasión como candidata a la alcaldía de esta municipalidad.

Los mismos morenistas denunciantes, confiaron a este medio de comunicación que, ante la nula aceptación de la militancia a Elena García, la alcaldesa intenta como “plan B” enviar a cuatro masculinos de no cambiar el género a femenino. Aspirantes a candidatos a la alcaldía que ella y su “marido” Alfredo Contreras manejarían libremente y así poder “tapar” toda la podredumbre que se generó durante su gestión municipal.

Finalizaron que las segundas opciones de Elena García y los dueños del GAP, serían cuatro participantes sin trabajo social en Tultitlán, como el vecino de Tultepec, Humberto Pineda López, a quien se le relaciona con actos de corrupción con elementos de la policía municipal, actualmente labora como Subdirector Jurídico en la administración de Elena García Martínez; otro de sus esbirros de Elena y Alfredo Contreras es José Miguel Juárez Romero, tío del actual sexto regidor de morena José Gustavo Juárez Molina, y líder extorsionador de tianguistas en el municipio: Rosalio González Martínez, un viejito que salió de Goodyear Oxxo y le pintaba las bardas al PRI: como cuarta opción es José Luis Cuesta Solís, sujeto que nadie conoce, pero es de los alfiles de la alcaldesa de Tultitlán.