En C. Izcalli hemos perdido competitividad: K. Fiesco

112
149
En Cuautitlán Izcalli, tenemos un serio problema de baches, pero no son sólo los bache, muchas de nuestras calles soportan cargas superiores a las que el asfalto de uso más común en el Valle de México tolera, manifestó la candidata a la alcaldía Karla Fiesco.

* Afirmó que la movilidad es uno de los grandes problemas del municipio.

 

    En conferencia de prensa, Karla Fiesco, candidata de la coalición PAN-PT a la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli, afirmó que la movilidad es uno de los grandes problemas del municipio. Y como tal, hemos perdido competitividad, capacidad de innovación, de atracción de inversiones y de generación de empleos, porque nuestro modelo de movilidad, entró en crisis.
Necesitamos atender las causas de esa crisis para recuperar nuestro derecho a vivir en un Izcalli ordenado y generoso, un Izcalli que ofrezca igualdad de oportunidades para todas las personas.
En Izcalli, tenemos un serio problema de baches, pero no son sólo los baches. Es que muchas de nuestras calles soportan cargas superiores a las que el asfalto de uso más común en el Valle de México tolera.
Tenemos un serio problema de alumbrado público, que hace imposible que nos desplacemos en las noches, pues tenemos miedo a ser víctimas de la delincuencia. Tenemos, en general, problemas con los servicios públicos que no son de la calidad que deberían ser, ni se ofrecen con la regularidad que se deberían ofrecer.
Debemos mejorar la calidad de esos servicios y debemos hacerlo para que la economía de Izcalli en su conjunto sea más eficaz, sea más innovadora, favorezca el que nuevas inversiones se asienten aquí y podamos aprovechar las ventajas que tenemos, por ejemplo, en términos de nuestra escolaridad, que es superior a la del promedio del Distrito Federal.
Nuestros problemas de movilidad tienen que ver, por ejemplo, con los problemas que enfrentan quienes no poseen un auto particular, que son la mayoría de las personas que viven en Izcalli (70%).
Nuestros problemas de movilidad tienen que ver con que, en algunas zonas de Izcalli, no hay banquetas, no hay pasos para los peatones, especialmente para los niños menores de 10 años, para las personas mayores de 70 años y, de manera muy notable, para las personas que viven en silla de ruedas o que necesitan usar muletas o bastones para desplazarse.