Mayor seguridad, en quema de toros pirotécnicos

0
439
Para minimizar riesgos y número de lesionados mayordomos dela fiesta patronal a San Juan de Dios solicitaron al gobierno que preside Armando Portuguez trasladar la quema de toros a terrenos en San Antonio, Xahuento.

TULTEPEC, MÉX.- Con el objetivo de preservar la tradición de la quema de toros en honor a San Juan de Dios cada 8 de marzo, los mayordomos de la fiesta patronal, solicitaron al gobierno municipal su apoyo para llevarla a cabo en los terrenos de la feria, ubicados en San Antonio, Xahuento, se antepone por encima de todo, la seguridad de quienes participan directamente, así como de los visitantes.
El alcalde Armando Portuguez Fuentes informó que, ante el incremento de visitantes y del número de toros monumentales que se queman en la explanada ubicada frente a la Concha Acústica del centro, “ya resulta insuficiente y ello incrementa los riesgos y el número de lesionados y eso es lo que se busca evitar”.
Precisó que, ante el incremento en el número de visitantes y toros, en combinación con el exceso en la ingesta de bebidas alcóholicas durante los festejos, se rompe con la tradición y se rebasa la capacidad en la organización por preservar esta singular tradición.
“Por ello se hace necesario mudar el lugar de la quema hacia un espacio abierto y suficientemente acondicionado para disminuir el número de lesionados e inclusive una posible tragedia, que lamentablemente en otros años ya ha ocurrido”, dijo.
Afirmó que los números de esta última quema lo demuestran, dado que en los terrenos de la feria se quemaron 158 toros monumentales con un saldo de 90 lesionados con quemaduras de primer y segundo grado en diversas partes del cuerpo, sin que ello pusiera en riesgo la vida de los afectados.
En tanto que, en la Concha Acústica del Centro, se quemaron 96 toros monumentales con un saldo de 312 lesionados con quemaduras de primer y segundo grado en diversas partes del cuerpo sin riesgo de perder la vida.
Finalmente, el Ejecutivo municipal afirmó que de manera conjunta con los mayordomos de este y en los años venideros, se antepondrá por encima de todo, la seguridad de quienes participan en la quema, así como de los asistentes, “para que esta bonita tradición que da identidad a Tultepec, se pueda preservar, y no por el contrario, se pudiera convertir en tragedia”.