Celebra “Todos Somos Uno” nueva sede en Atizapán de Zaragoza.

0
318

POR Issa DE LA CRUZ 

Todos Somos Uno extiende sus servicios en Atizapán de Zaragoza. Esta asociación empieza en 2017 en la Ciudad de México, empezando con un grupo de jóvenes con grandes intereses acerca de las problemáticas que se suscitan dentro de las comunidades en las que habitan. Pedro Hases, fundador; explica su iniciativa basada en la concientización y creación de valores dentro de la sociedad para lograr un verdadero cambio en nuestro país.

Este nuevo movimiento juvenil busca una transformación mediante la participación ciudadana, movimientos juveniles y acciones civiles fuera de partidos políticos. La labor de esta asociación se sustenta en las necesidades de las colonias, impulsando y creando proyectos ayudando a los residentes a elaborarlos de manera que se reciba el apoyo y se trabaje en conjunto.

La asociación ha empezado con un grupo pequeño, ubicado en Toluca, Metepec y cinco alcaldías en la Ciudad de México, y se espera agregar a sus labores el municipio de Ecatepec, con la ayuda de la población Mario Ceballos, es nombrado Presidente en Atizapán y agradece la oportunidad para generar una verdadera transformación en el municipio a partir de segmentos pequeños pero significativos. “Estamos muy motivados y contentos, en Atizapán va a haber un cambio en la sociedad para bien en donde trabajaremos en conjunto para hacer posible y tangible” agregó Ceballos.

Dentro de la labor que desempeñan los integrantes de Todos Somos Uno, han tenido que enfrentarse a diferentes adversidades, sin embargo la gente no ha dejado de creer en el proyecto y continuo apoyo, la asociación, como comenta Ceballos, ha sido muy bien recibida debido a la ideología con la que se llevan a cabo los trabajos y la constante colaboración de cada uno de los miembros además de la importancia que se le brinda a la participación de la gente. “Con la colaboración de la gente, poniendo nuestro granito de arena, de esa forma va a lograrse lo que necesitamos” afirma Pedro Hases.

Por último, Ceballos, hace una invitación a toda la sociedad para dejar que se realice un trabajo mano con mano para lograr el verdadero cambio social que necesitan, no sólo las comunidades, sino la nación en general.